• El presidente de la CEOE reconoce que las cifras oficiales (0,6% de subida) no recogen la verdadera evolución de los salarios.
  • Y pide un salario mínimo para jóvenes. Es decir, los 'minijobs' alemanes.
  • Eso sí, se supone que más mínimos que los minijobs.
  • Además, el patrón de patronos contradice a Fátima Báñez, quien insiste en que los salarios están subiendo en España... moderadamente. 

El presidente de la gran patronal CEOE, Joan Rosell (en la imagen) es un hombre ponderado al que no le gusta falsear la realidad. Así, en plena orgía de peticiones gubernamentales sobre moderación salarial Juan Rosell recuerda que no, que los sueldos han bajado en España más de lo que dice el Gobierno, que lo centra en un 0,6% de crecimiento.

Pero, ojo, no es que el presidente de la CEOE pida una subida de salarios, no. Lo que pide es un salario mínimo para jóvenes, es decir más mínimo del ya de por sí mínimo Salario Mínimo Interprofesional (SMI), cifrado en 645 euros brutos mensuales, uno de los más bajos de Europa, la mitad del francés y menos de la mitad del alemán.

Curioso, porque Rosell parece olvidarse de que no se crean más empleos por más bajos salarios sino por más bajos impuestos laborales.

Rosell siempre ha sido un entusiasta de los 'mini-jobs' alemanes (7 euros por hora), pero aquí serían unos salarios para jóvenes aún peores que los germanos.

Y eso cuando hasta el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea insisten en que no se pueden bajar más los salarios en España porque, no porque sean de subsistencia, que en parte lo son, sino porque si se continúa por ese camino el consumo se deprimirá aún más. Más bien lo que está deprimido es el país, en su totalidad manifiesta.

Eulogio López

[email protected]