Lo cuenta la procuradora de Guerrero: "Había pasado la prueba por ser mexicana y de ahí que no la tocan"La noticia de la violación de seis turistas españolas mientras éstas dormían en un bungaló en la Playa Bonfil de Acapulco al sur de México (una zona a la que llaman Guerrero), uno de los principales destinos turísticos mexicanos, ha conmocionado al país, como no podía ser de otra manera.

Hay un aspecto que, según cuenta El Universal (periódico de México), llama la atención: en el alojamiento también se hospedaba una mujer mexicana. Según la procuradora de Guerrero, Martha Elva Garzón, esa mujer mexicana no fue violada por su nacionalidad: "Ella comenta que se identifica con los hombres, les pide que no la violen, que había pasado la prueba por ser mexicana y de ahí que no la tocan".

Con toda la cautela y delicadeza que exige el asunto (porque lo primero es solidarizarse con las víctimas salvajemente agredidas), cabe preguntarse: ¿por qué a la mujer mexicana no la violaron y a las españolas sí: ¿puro nacionalismo mexicano (es decir, no violar a las nacionales pero sí a las extranjeras), ¿antiespañolismo porque hace 500 años los españoles se llevaron el oro

No tenemos certeza en ningún sentido. Pero el asunto está ahí.

Andrés Velázquez
[email protected]