El progresista es un señor que pasa delante del Paraíso y llega al purgatorio pero decide seguir adelante.

El PSOE ha lanzado la bandera: La Iglesia tiene que pagar el IBI de sus inmuebles. Ya está bien de los privilegios clericales. Por cierto, no han sido los ayuntamientos del PSOE los que han puesto manos a la obra, sino los del PP, que son progres de derechas.

El periodista Carlos Herrera ha decidido -Onda Cero, mañana del lunes 28- concretar la campaña y le ha preguntado al consejero de Interior del Gobierno vasco, el socialista Rodolfo Ares, si el PSOE debería pagar el IBI de su sede central en Madrid, que, por caprichos del destino, se encuentra ubicada en la calle Ferraz… pared con pared con la iglesia del Inmaculado Corazón de María.

Y don Rodolfo se ha enfadado. Porque a nadie le gusta exigir que el vecino pague y quedar exento de él. No hace progresista.

Resultaría más sincero que el PSOE y el PP adoptaran el papel, mucho más coherente, de incendiar iglesias y matar curas, que eso es lo que a los progres les pide el cuerpo.

En cualquier caso, está claro que lo prioritario es obligar a la Iglesia a pagar el IBI que no pagan partidos políticos, sindicatos, ONG y otras asociaciones, con y sin ánimo de lucro. Con eso, se arreglan los males de la economía española, no lo duden.

Eulogio López

[email protected]