El 19 de abril el Gobierno Zapatero fijó los precios máximos para dos genéricos de Yaz

El miércoles les explicábamos en Hispanidad que la Agencia de Alimentación y Medicamentos estadounidense (FDA) está revisando los riesgos de determinados anticonceptivos orales. La razón es que dos estudios apuntaban la posibilidad de que el riesgo de trombo se duplicara o se triplicara en el caso de las píldoras que contienen drospirenona.

Pues bien, mientras la FDA admite las dudas, investiga y solicita información a las consumidoras, el Ministerio de Sanidad español ha decidido financiar una de esas píldoras anticonceptivas. Se trata de Detrine y Detrinelle, genéricos de Yaz. En este caso no es Bayer el fabricante, sino los laboratorios israelíes Teva. En el acuerdo del pasado 19 de abril, la comisión interministerial fija los precios máximos según las dosis y el número de comprimidos.

Rodrigo Martín

[email protected]