• Y el diputado de IU llama al ministro "franquista de tomo y lomo".
  • Fernández Díaz da la orden de detener al político y al resto de los asaltantes de los supermercados.
  • El alcalde de Marinaleda (Sevilla) no descarta nuevos robos -expropiaciones los llama él- para llevar productos a bancos de alimentos.
  • Por cierto, que varios de esos bancos de alimentos le han dicho que no quieren nada de lo sustraído.
  • Gordillo justifica los asaltos porque "alguien tiene que hacer algo".
  • Olvida el comunista la gran labor de Cáritas… que no roba los alimentos.
  • Y que fue la Iglesia la que creo e impulsó los bancos de alimentos… sin robarlos.
  • Lamentable también la postura de Llamazares, que apoya el ultraje amparándose en el Código Penal.
  • Griñán, en cambio, ha censurado la acción, lo que ha provocado un conato de ruptura con sus socios de IU en la Junta.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (en la imagen), quiere atajar el asunto cuanto antes. Por eso, se ha mostrado muy contundente sobre los asaltos a los dos supermercados andaluces -un Mercadona y un Carrefour-, este martes por la tarde: "Todos somos conscientes de que la gente lo está pasando mal, pero el fin no justifica los medios". Como no podía ser de otra manera, el titular de Interior ha dado la orden a la Policía y a la Guardia Civil para que detengan a los ladrones.

Y es que eso es lo que son: ladrones. Aunque el mayor instigador del delito, el alcalde de Marinaleda (Sevilla) y diputado de IU, Juan Manuel Sánchez Gordillo los haya calificado de "expropiaciones alimentarias". Incluso, el político sevillano ha amenazado con repetir para abastecer a los bancos de alimentos. Por cierto, algunas de estas organizaciones se han negado a percibir estos alimentos sustraídos de manera ilegal.

En cualquier caso, el diputado comunista argumenta su acción -y la de los miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que le acompañaban-  porque "alguien tiene que hacer algo" ante la difícil situación que atraviesan miles de familias. Olvida -o ignora- el señor Gordillo, la labor que hace Cáritas a favor de los más necesitados, y que diariamente da de comer a miles y miles de personas en España… y lo hace sin robar ni un solo grano de arroz.

También olvida -o ignora- el señor Sánchez Gordillo, que los bancos de alimentos fueron creados por la Iglesia, y que nunca, ninguno de ellos, ha robado alimentos, por muy baratos que fueran o por muy difícil que fuera la situación económica. Y es que el fin no justifica los medios.

Lamentable también ha sido la postura de Gaspar Llamazares, que ha defendido a su compañero de partido, argumentando que el Código Penal "justifica" este tipo de acciones "en situaciones dramáticas".

Por el contrario, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, mostró su rechazo a los asaltos el mismo martes por la tarde, y los calificó de "barbaridad". Poco después, sin embargo, Amanda Meyer, de IU y secretaria general de Vivienda de la Junta, respondió a Griñán con un 'tuit' en el que le pedía que "no señale al débil mientras nos roban a manos llenas gracias a la reforma constitucional que pactaron ustedes con PP". Declaraciones éstas que, por lo menos, muestran las diferencias que hay dentro del Gobierno de la Junta.

Pablo Ferrer

[email protected]