• Ningún banquero de una entidad que haya recibido ayudas podrá cobrar más de esa cantidad y se revisarán los variables.
  • Aún peor para las entidades nacionalizadas: ningún directivo podrá cobrar más de 300.000 euros, variables incluidas.
  • Según De Guindos, esto supone una rebaja media del 70% de sus salarios actuales.
  • Los consejeros no ejecutivos no podrán cobrar más de 100.000 euros.
  • El sueldo del presidente del Gobierno no llega a los 80.000 euros.

Los presidentes, consejeros delegados y directores generales de entidades que han recibido ayudas del FROB verán reducida su retribución fija un 65% de media, y no podrán superar los 600.000 euros anuales. Es el caso, por ejemplo, de Rodrigo Rato, presidente de Bankia, que verá reducido su sueldo fijo desde los 2,3 millones de euros que se embolsó en 2011 a 600.000 euros que ganará este año. Lo mismo le va a ocurrir a Francisco Verdú, consejero delegado de la entidad, que ganó 2,26 millones de euros.

Pero no son los únicos. Banca Cívica también recibió ayudas. Por eso, sus copresidentes, Enrique Goñi y Antonio Pulido, no cobrarán los 900.000 euros de sueldo fijo del año pasado.

Sin embargo, los peor parados por esta nueva medida del Gobierno, son los directivos de las entidades intervenidas, es decir, nacionalizadas: Novagalicia Banco, Catalunya Caixa y Unnim. En estos casos, De Guindos ha anunciado que de ninguna manera su remuneración anual podrá superar los 300.000 euros, variables incluidas.

Adolf Todó, presidente de Catalunya Caixa, va a ser el banquero que más va a sufrir esta rebaja ya que el año pasado cobró 1,53 millones de euros sin contar variables. Por su parte, Jordi Mestre, presidente de Unnim, cobró 960.000 euros de sueldo, y José María Castellano, presidente de Novagalicia Banco, ganó 900.000 euros.

La medida anunciada por el ministro de Economía no tendrá, en ningún caso, carácter retroactivo, ni afectará a las millonarias indemnizaciones que pactaron y cobraron en su día exdirectivos de cajas de ahorros:

 

NOMBRE

CANTIDAD (EUROS)

CONCEPTO

Manuel Escribano, ex-director general de Caja Segovia.

6 millones

Pensión pactada en su prejubilación

José Luis Méndez, ex-director general de Caixa Galicia.

Entre 15 y 20 millones

Pensión

Lucas Hernández, ex-director general de Caja Duero.

1,3 millones

Indemnización

Francisco Fernández, ex-vicepresidente de Caja España.

500.000

Ha cobrado esta cantidad como 'trabajador en excedencia'

Roberto López Abad, ex-director de CAM.
(y otros cuatro altos ejecutivos)

12,8 millones

Prejubilación

Josep Maria Loza, ex-director general de Caja España-Duero.

10 millones

Indemnización y plan de pensiones

María Dolores Amorós, ex-directora general de CAM.

370.000 / anuales

Pensión vitalicia.

Ricard Pages, ex-presidente de Caixa Penedes.

11 millones

Plan de pensiones

Domingo Parra, ex-director general de Banco de Valencia (Bancaja).

7,5 millones

Indemnización

José Luis Pego, ex-director general de NovaCaixaGalicia.

10,8 millones

Indemnización y pensión

Juan Salido, ex-director general de Cajasol (Banca Cívica).

950.000

Se prejubiló con esta pensión

Manuel Troyano, ex-director general de Caixa Penedés (y otros tres directivos)

20 millones

Pensión por un volumen agregado de este importe

 

Pablo Ferrer

[email protected]