Ángel de Cabo se hace con el grupo pagando la deuda de 1.500 millones de euros

Los casos de Marsans y Nueva Rumasa van a tener un final muy parecido. Sus propietarios aseguraban hasta el último momento que no había ningún problema, pero han acabado vendiéndola por el valor de su deuda. En Marsans, Ángel de Cabo apareció con una empresa desconocida, Posibilitum, que rentabilizaría la compra troceando el grupo. Tampoco se sabía nada hasta ahora de Back in Business, sociedad que se ha hecho con Nueva Rumasa y a cuya cabeza se encuentra también De Cabo.

El liquidador de empresas solo ha tenido que pagar el importe de la deuda del grupo, que asciende 1.500 millones de euros. El comunicado de Back in Business señala que va a "analizar todas las líneas de negocio y tomar las medidas necesarias con el fin último de que las sociedades entren en valor y conseguir así la mayor satisfacción de sus acreedores". Lo cierto es que Posibilitum fue acusada por una supuesta venta falsa que los tribunales tendrán que resolver.

Mariano Tomás

[email protected]