El futuro presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, asegura que tampoco participará en la precolocación, tal y como les había pedido Rodrigo Rato, consejero de la aseguradora

 

Huertas sustituirá a José Manuel Martínez en la Próxima Junta General de Accionistas.

Durante la mañana del miércoles, en Santander, en el curso de la APIE, compareció Antonio Huertas, director de MAPFRE Directo. El director del curso, Ángel Boixadós, no se corta: le presenta como el presente y el futuro de MAPFRE. En efecto, por si alguien no se había enterado, Antonio Huertas sustituirá, en principio en la próxima Junta General de Accionistas, a José Manuel Martínez como presidente de la primera aseguradora española y décima del mundo.

Una de las claves de MAPFRE es que todo se hace de abajo arriba y desde dentro. No hay fichajes en las alturas y eso otorga estabilidad al invento.

Huertas es muy consciente del papel que juega el seguro en un mundo que vive de la liquidez. Si algo tienen las aseguradoras es eso: liquidez. Ahora bien, siempre con un criterio ultraconservador en las inversiones. De hecho, Huertas repite la misma idea de Martínez, cuando explicaba así la crisis de la norteamericana AIG, la principal aseguradora del mundo: se dedicaron a asegurar productos financieros especulativos: naturalmente se fueron al garete.

MAPFRE compra deuda pública, no papel del secundario. Las aseguradoras compran entre un 18 y un 20% de la deuda española. Y cada vez compran más. Es lo más seguro para rentabilizar las primas. Ahora mismo, MAPFRE es la quinta empresa de España por facturación (después de Telefónica, Iberdrola, Repsol y Endesa) y la décima aseguradora del Mundo. La directora general del Tesoro sin duda les está muy agradecida.

Huertas recuerda que MAPFRE crece un 38% frente a al 14% de la media de las grandes aseguradoras europeas. Pero lo más importante: MAPFRE es una compañía austera. Esta es la nota básica, también para la gestión, porque la austeridad siempre genera un filón de sentido común. 

Vamos con Bankia. Las relaciones entre José Manuel Martínez y Rodrigo Rato parecen atravesar un mal momento. En MAPFRE hay quien duda del precio pagado por MAPFRE a Bankia, por su salida de MAPFRE Internacional.

Así que, mientras el sector asegurador da por hecho la entrada en Bankia en MAPFRE están más que fríos: Nosotros buscamos la rentabilidad, asegura Huertas. Recuerda que MAPFRE tiene una alianza estratégica con Caja Madrid, ahora Bankia pero la vaquilla en tu prado. Ojo al dato: "MAPFRE no tiene ninguna obligación ni moral ni económica para invertir en Bankia".

Hispanidad le insiste en que Rato desea que intervenga en la precolocación de las acciones de Bankia, una forma de prestigiar la emisión con la presencia de MAPFRE. Pues bien, la respuesta fue rauda: "No". ¿Cómo ha dicho? "Que no".

Eso es lo que se dice ser claro. Rato no podrá contar con MAPFRE para lograr el éxito de su colocación en Bolsa. Y, por supuesto, no prometen invertir en Bankia.

Vamos, que no se sienten concernidos en el éxito de Bankia.

Eulogio López

[email protected]