Reclaman el derecho a volver a anunciarse en RTVE y han pedido cita con Rajoy

 

La Asociación Española de Anunciantes  mira con tanto pavor la posible aborción  de la Sexta por parte de Antena3, como los propios trabajadores de ya la casi ex cadena de Contreras y Roures donde, desgraciadamente para ellos, no hay comité de Empresa
La AEA que  considera que la operación financiera agravará la ya de por sí deteriorada competencia en el sector, llegándose a poner en manos de dos grupos de comunicación nada menos que el 85,6% de la inversión publicitaria en el medio televisión, con las nefastas consecuencias que cualquier falta de competencia aporta a un mercado tan sensible como el de la publicidad. De hecho ya han iniciado contactos con el Partido Popular para que intente poner freno a la situación.
Según  ha manifestado Elena Pérez del Monte  portavoz de la Asociación a Hispanidad.com, "La publicidad tiene una importancia vital en el crecimiento económico, y en estos momentos, con la situación de duopolio se está vulnerando la libre competencia". Reclaman y añoran los anunciantes la presencia de publicidad en RTVE, y así lo justifica Pérez del Monte: "Nos gustaría una vuelta parcial y regulada, impulsaría el crecimiento que ahora se ha visto truncado. Es una ventana más de contenidos que se ha visto cercenada".
¿Añoran la calidad los anunciantes de los programas de RTVE? Elena Pérez del Monte intenta evitar mencionar el polémico tema de la entrevista a la madre del Cuco en La Noria, que tanto ha dado que hablar, y afirma que desde la Asociación se ha defendido siempre la libertad absoluta a los anunciantes para colocar `spots´ donde quieran, y a las cadenas  a elegir sus contenidos como les plazca.
Sin embargo, señala que un número mayor de cadenas donde anunciarse garantiza mayor pluralidad y una oferta más rica. La falta de competencia puede conllevar nefastas consecuencias para el mercado publicitario en todos los sentidos.
A partir de ahora, España será uno de los países europeos de mayor concentración en inversión publicitaria en televisión, con el 85,6%, muy lejos de países como  Alemania (77%), Francia (59,6%), y Reino Unido (66,4%) y muy cerca del modelo Italiano (84,9%) según datos de las fuentes Infoadex, Kantar Media, Nielsen, Nielsen Media Research, y TNS Según AEA, tras la desaparición de la publicidad de RTVE en 2010 y el proceso de concentración de Telecinco-Cuatro -que ha provocado nefastas consecuencias para los intereses de las empresas anunciantes-,  estamos hablando de un mercado claramente anticompetitivo con tres grupos, ahora, con la nueva concentración que se pretende, solo dos, la situación es absolutamente alarmante.
Aunque sea legal, en ningún otro sector sería imaginable que sólo dos competidores concentraran  el  85,6% del mercado, señala la portavoz de la AEA. "No voy a entrar en calificaciones morales. No es bueno. Ni para nosotros ni para el país".
Los anunciantes temen que la oferta domine los precios y convierta en inviable  el libre mercado. Señala la AEA que  fueron precisamente las cadenas que ahora pretenden fusionarse, las que se convirtieron en adalides en contra de la concentración Telecinco-Cuatro a favor de una falsa pluralidad que ahora se verá aún más mermada.El mercado publicitario, a todas luces, se está convirtiendo en una partida de monopoly con dos jugadores que se han cogido todas las casitas y los hoteles de la caja.  ¿Se liará Rajoy a agitar el tablero y a descolocarlo todo?
Sara Olivo
[email protected]