• Es el dato del tercer trimestre. El Gobierno espera que a final de año la deuda pública ascienda al 85,3% del PIB.
  • La administración central acumula el 65,9% del PIB, la autonómica el 15,9% y la de los ayuntamientos el 4,1%.
  • El total de deuda (817.164 millones de euros) desglosado: la central,  695.519 millones de euros (un 2,24% más); la autonómica, 167.460 millones (un 0,48% menos); la municipal, 43.802 (un 2,65% menos).
  • A pesar del aumento, nuestro nivel de deuda pública es inferior al de nuestro vecinos: la CE previó que en 2012 la de Italia alcanzaría el 120,5% de su PIB; la de Irlanda el 117,5%, en Bélgica el 100%, en Francia el 89,2% y en el Reino Unido el 88,8%; y en Alemania el 81,2%.
La deuda del conjunto de las administraciones públicas ha crecido el 1,55 % en el tercer trimestre del año respecto al segundo y ha alcanzado los 817.164 millones de euros, lo que equivale al 77,4 % del PIB, el nivel más alto de la serie histórica, según ha informado este viernes el Banco de España.

Por niveles de administración, la Central acumulaba en el mes de junio un endeudamiento de 695.519 millones de euros, el equivalente al 65,9% del PIB, mientras que en las comunidades autónomas ascendía a 167.460 millones (15,9% del PIB), y a 43.802 millones de euros en los ayuntamientos (4,1% del PIB).

El aumento es consecuencia del mayor endeudamiento de la administración central, que ha incrementado su deuda un 2,24%. Por su parte, las comunidades autónomas han disminuido su deuda un 0,48 %, mientras que el endeudamiento de los ayuntamientos ha caído el 2,65%.

El Gobierno, cuya secretaria de Estado de Presupuestos es Marta Fernández Currás (en la imagen), espera que la deuda pública ascienda en 2012 al 85,3% del PIB y ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 una previsión del 90,5% en el próximo año.

Pero no nos pongamos nerviosos. Según las previsiones de la CE, la deuda pública alcanzará un promedio del 84,9% del PIB en la UE-27 tanto en 2012 como en 2013; así que todavía estamos por debajo de la media.

Es más: la CE previó, por ejemplo, que en 2012 la deuda pública de Italia alcanzaría el 120,5% de su PIB; la de Irlanda alcanzaría el 117,5%, en Bélgica el 100%, en Francia el 89,2% y en el Reino Unido el 88,8%; y en Alemania el 81,2%; y en España, del 73,8%.

Así que, en comparación con Europa, no estamos tan mal.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]