Ese espléndido sacerdote que es Miguel Rivilla me envía este mensaje, sobre Medjugorje. Antes de los vídeos, merece la pena contemplar los comentarios sobre la necesidad de sacerdotes santos e iglesias abiertas.
Lo primero se lo he escuchado a muchas almas de oración pero de los segundo andamos más ayunos. Con motivo de mis vacaciones estoy recorriendo España, especialmente la España rural y oiga, no vean lo difícil que resulta encontrar una iglesia abierta. La geografía española está llena de templos, pero me gustaría saber cuántos están desconsagrados. Y claro, si las iglesias están cerradas resulta complicado, bastante complicado asuntos tales como visitar al Santísimo, confesar, etc.
Luego viene lo más importante: a veces se convierte en algo realmente difícil el acudir a misa. Sencillamente: no hay. El número de eucaristías en España disminuye alarmantemente, pero la Iglesia vive de la Eucaristía.
España no es una sociedad atea. De hecho, sospecho que las sociedades ateas no existen ni han existido jamás. El ateísmo es una chorrada propia del esnob, por lo qeneral de esnobs millonarios. Pero España corre el riesgo de convertirse en una sociedad paganizada, donde, ¡por fin!, se hará realidad la vieja máxima y la gran mentira de los tontiprogres: que la religión es una conveniencia social.
Más que una conveniencia es una inconveniencia, por lo difícil que resulta visitar al Santísimo. Recuerdo, en una población costera, y veraniega española, haber preguntado a una mujer sobre el horario de misas en el pueblo. Esta fue su respuesta:
-No tengo ni idea. Como sólo estoy un mes aquí, no me preocupo de la misa.
Al parecer, para rezar también hay vacaciones y es seguro que, cuando regrese a su lugar de residencia habitual, entones sí, volvería a acudir a misa. Y sin el menor remordimiento, con un enorme sosiego psicológico.
Porque este tipo de paganismo resulta mucho más peligroso que el oficial, es decir, que el hecho de que el Canal 24 horas de RTVE, insistiera el domingo 15, Festividad de la Asunción, en que se trataba de un día festivo en toda España, sin explicar el motivo de la holganza.

Eulogio López

[email protected]