Puede ascender hasta el 0,2% del PIB (alrededor de 2.000 millones de euros)

 

Este lunes, nueva reunión de los ministros de Economía de la Eurozona. Las últimas informaciones al cierre de esta edición señalaban que tales ministros exigirán esta tarde al Gobierno de España que explique ya todos los recortes y ajustes que tiene previsto aprobar, tanto en los presupuestos de este año como en los del año que viene, para rebajar el déficit desde el 8,2% en 2011 hasta el 3% en 2013; así como el porqué del desvío presupuestario hasta el 8,2% desde el 6% previsto por el deplorable Gobierno de Zapatero.

Si los recortes y ajustes satisfacen a los ministros, es decir, si les parecen "medidas nuevas y reales", el Eurogrupo estaría dispuesto a negociar relajar el objetivo de déficit para este año (que el Gobierno ha situado unilateralmente en el 5,8% en lugar del 4,4% pactado con la UE).

Pero si a los señores ministros no les gustan las explicaciones que les ofrezca Luis de Guindos, dejarán vía libre al vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, para que reactive el procedimiento sancionador por déficit excesivo, que podría acabar en una multa de hasta el 0,2% del PIB (alrededor de 2.000 millones de euros en el caso español).

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha resaltado hoy que el cumplimiento de los objetivos de déficit pactados "voluntariamente" con la Unión Europea -del 3 % en 2013- "es lisa y llanamente una necesidad imperiosa y una obligación" que España cumplirá. Pero eso sí: Rajoy insiste en el año 2013, no en 2012, como quieren los euroburócratas.  

Tendría bemoles que si España ya tiene problemas para cumplir el objetivo de déficit, encima la Eurozona le multe con 2.000 millones más. Porque al final, señores de Bruselas, los que vamos a tener que pagar sus exigencias somos los ciudadanos españoles, no ustedes en sus cómodos sillones. Y todos intuimos que el Gobierno de Rajoy tomará próximamente más medidas impopulares, como una nueva subida de impuestos, como el IVA.  

Otras informaciones cuentan que el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, conocido por su severidad, se reunirá con Luis De Guindos al margen del Eurogrupo.

Pero menos presiones. Porque, entre otra cosas, Alemania y Francia también han incumplido los objetivos de estabilidad, como recordó recientemente el ministro de Agricultura español, Miguel Arias Cañete.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]