Si no se alcanza el objetivo del 6% para este año, el FMI podría volver a exigir nuevas medidas a nuestro país

 

En medio de voces que hablan de recesión, para que justo después, otras voces igual de preparadas lo nieguen y afirmen lo contrario, es difícil saber hacia dónde se dirige la economía internacional, pero también la española.

Lo que parece claro, al menos a corto y medio plazo es que nuestra economía debe cumplir los objetivos que se ha trazado en la reducción del déficit público para alcanzar los porcentajes que nos devuelvan al equilibrio. Por ese motivo se han lanzado medidas extraordinarias –la reforma de la Constitución-, y primeros pasos en algunas comunidades autónomas -Castilla La-Mancha reduce su presupuesto y Extremadura ha anunciado recortes del 10%-. Sin embargo, entre algunos economistas, hay temor ante la posibilidad de que España no alcance los objetivos de déficit, que para este año están fijados en el 6%, por lo que puede suponer: que el FMI resucite las propuestas contra España con la consiguiente reacción de los mercados.

El catedrático José Barea lo explica bien en Cinco Días



Andrés Velázquez

[email protected]