Decíamos ayer e incluso anteayer... que tanto Ana Patricia Botín -ahora, ya presidenta, sólo Ana Botín- deberá cambiar de equipo ejecutivo y de consejo. Lógico: nueva generación, nuevo equipo; nuevo presidente, nueva impronta. Estamos a 30 ó incluso 40 -en el caso de Dimas- años de diferencia en edad.

Pero tendrán que hacerlo con mesura. No pueden entrar a lo bestia o se les desmontaría el tinglado, aunque hay teóricos del liderazgo que aconsejan lo contrario: haz los cambios en la primera semana... y comprobarás, asombrado, que no pasa nada. Reforma o ruptura pero, en cualquier caso, cambios profundos.

El problema de Florencio Lasaga y Martínez Echevarría es su edad (79 y 78)

En cualquier caso, el consejo de la tarde del martes elegirá a Dimas Gimeno como nuevo presidente de El Corte Inglés. Los hombres clave son los consejeros ejecutivos Florencio Lasaga, Carlos Martínez Echevarría y Juan Hermoso, así como el recién llegado, Manuel Pizarro.

El problema es que Lasaga tiene 79 años y Martínez Echevarría 78. Hermoso es más joven, con 69 años de edad. Entendámonos, Dimas Gimeno mantiene buenas relaciones con los tres pero, sobre todo, con quien ha trabajado codo a codo: Juan Hermoso. Saquen ustedes sus conclusiones.

En definitiva, Gimeno, como Ana Botín, no hará cambios traumáticos pero su proyecto es rejuvenecer el consejo y crear su propio equipo. La regeneración de la cúpula empresarial española es biológica.

Eulogio López

[email protected]