Me lo dice un amigo argentino: "¿Cristina Fernández? Una bruta". A mí más bien me recuerda la anécdota de Churchill, cuando una aristócrata británica le espetó:

-Si usted fuera mi marido le pondría veneno en el té.

A lo que Churchill respondió:

-Señora, si yo fuera su marido me lo bebería.

Lo de menos es que la viuda de Kirchner haya llamado "pelado" al ministro de Economía español, Luis de Guindos. Lo de más es que muestra un doloso desconocimiento sobre la actualidad que administra, al hablar de la intervención del "banco central" español.

Que no, señora presidenta, que Eurolandia ya no tiene bancos centrales -subsumidos todos en el BCE- y, en cualquier caso, lo que está sucediendo en España es el rescate de tres entidades privadas. Esta chica, al parecer, ve las fotos del diario El País donde aparece 'el palado' pero no lee la letra.

¿Leerá algo?  

Eulogio López

[email protected]