• La razón es sencilla: el 31 de diciembre tienen que estar concluidos los planes de recapitalización bancaria.
  • Las entidades que no hayan logrado recapitalizarse, podrán emitir bonos convertibles contingentes (cocos).
  • Pero si a 30 de junio no ha concluido con éxito la 'operación cocos', la entidad será nacionalizada o tendrá que fusionarse (o ser absorbida) con otra.
  • Lo malo es que los bancos 'sanos' no están por la labor de fusionarse… sin ayudas.

Elvira Rodríguez (en la imagen) se ha estrenado en su nuevo cargo de presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con la decisión de prorrogar tres meses más la prohibición de las operaciones bajistas, esto es, hasta el mes de febrero.

Según el documento de  la CNMV, "el levantamiento de la prohibición de realizar operaciones de venta en corto añadiría incertidumbre a través de su probable impacto en el mercado. La finalización de dicho proceso es considera absolutamente necesaria para asegurar la estabilidad del sistema financiero".

La prohibición, sin embargo, podría prolongarse hasta junio. De hecho, atendiendo a las razones del organismo -que el sistema financiero sea estable-, la idea es que la medida continúe vigente hasta que no se aclare el mapa del sector en nuestro país.

En este sentido, el calendario establecido por el Banco de España es claro. A 31 de diciembre de este año tienen que estar concluidos los planes de recapitalización bancaria. Las entidades que no hayan logrado su objetivo podrán emitir cocos, esto es, bonos convertibles contingentes, para hacer frente a sus necesidades de capital. Tendrán hasta el 30 de junio de 2013 para cerrar con éxito esta emisión.

Si no lo han logrado para entonces, quedan dos opciones: nacionalización o fusión (absorción) por otra entidad. Esta última opción tiene un problema: los bancos 'sanos' no están muy por la labor de afrontar nuevos procesos de fusión… sin ayudas, claro. Con ayudas es otra cosa.

Pablo Ferrer

[email protected]