• El nuevo Ceo de la multinacional en nuestro país ha reivindicado un puesto de las aseguradoras en el banco malo: aportarían "valor añadido" a sus decisiones.
  • Al tiempo, no descarta acudir a la ampliación de la SAREB.
  • Por otra parte, ha afirmado que la guerra de precios en el seguro de automóviles puede afectar a la rentabilidad de las compañías.
  • Jean-Paul Rignault (en la imagen) ha afirmado que "la imagen de España es mejor hoy que hace dos o tres años, pero los casos de corrupción no ayudan a la recuperación".

Ha sido la primera comparecencia ante los medios del nuevo consejero delegado de Axa España, Jean-Paul Rignault, desde que asumió el cargo en enero. En declaraciones a Hispanidad, Rignault ha afirmado que una de sus sorpresas fue comprobar cómo en nuestro país la red de venta de seguros es muy amplia, está muy dispersa, en contraste con Francia, donde los canales de venta están mucho más delimitados. Vamos, que en España vende seguros todo el mundo. Para afrontar el reto, la aseguradora tiene intención de crear 500 puestos de trabajo en los próximos meses.

Esto, para el nuevo Ceo de la filial en nuestro país de la multinacional gala, añade dificultad a la gestión, pero también supone un reto. "El sector en España es muy maduro y el canal de venta es muy amplio y abarca, desde las vías más tradicionales hasta las más modernas", ha señalado.

En cuanto a la entrada en el capital del banco malo -Axa ha invertido 10 millones de euros-, Rignault ha afirmado que no fue una decisión financiera, sino de apoyo a la economía española y a su sistema financiero. Además, Axa no descarta acudir a la ampliación del banco malo, aunque todavía están esperando la comunicación oficial de la SAREB. Esta decisión contrasta con la de MAPFRE, que no acudirá a dicha ampliación.

Durante su intervención de este lunes, Rignault ha explicado que la competencia en seguros de automóviles en España es muy grande, y que la guerra de precios podría afectar a la rentabilidad de las aseguradoras. En este sentido, ha afirmado que Axa ya ha hecho un esfuerzo muy importante para acomodarse a las peticiones de los clientes, y que no puede afrontar una bajada general de los precios.

En cuanto a la imagen de nuestro país, Rignault ha afirmado que ahora es mejor que la que tenía hace dos o tres años. Sin embargo, ha señalado que aun siendo eso verdad, los casos de corrupción no ayudan a la recuperación económica.

Pablo Ferrer

[email protected]