Los mercados preveían un 0,9 por ciento. El crecimiento económico de Japón superó holgadamente las expectativas en el período de julio a septiembre, su tercer trimestre consecutivo de expansión gracias a un rebote de las exportaciones, pero una actividad doméstica débil pone en duda las esperanzas de una recuperación económica sostenible. El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón registró en el tercer trimestre del año un crecimiento del 0,5% respecto a los tres meses anteriores, cuando la economía nipona se expandió a un ritmo del 0,2%. Y en términos interanuales, la tercera economía más grande del mundo se expandió a un ritmo anualizado de un 2,2 por ciento en el tercer trimestre, por encima del alza prevista por los mercados de un 0,9 por ciento, tras un incremento de un 0,7 por ciento entre abril y junio. José Ángel Gutiérrez [email protected]