Alcanza otro máximo, a pesar de que desciende la valoración del momentoy mejora la percepción de lo que se avecina. La confianza del consumidor repuntó dos décimas el pasado mes de septiembre en relación al mes anterior, hasta situarse en 106,1 puntos, debido exclusivamente a la mejora de las expectativas, ya que bajó la valoración de los consumidores sobre la situación actual. El resultado de septiembre supone un nuevo máximo en la serie del indicador de confianza del consumidor, que por séptima vez consecutiva logra situarse por encima de los 100 puntos, según los datos publicados este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El aumento de la confianza en septiembre se debió a la mejora del indicador de expectativas, con un aumento de 1,2 puntos, hasta 114,9 puntos, nuevo máximo de la serie. Las expectativas de los consumidores mejoraron en el noveno mes del año gracias a sus valoraciones favorables sobre la situación de los hogares y del empleo, que se incrementaron 1,8 puntos en ambos casos, mientras que permaneció estable su opinión sobre la situación económica general, con un repunte de una décima. Andrés Velázquez [email protected]