Está vinculado con el Estado Islámico. La Policía ha detenido en Palma de Mallorca a un hombre de 26 años, de nacionalidad marroquí y residente en la capital balear por su estrecha relación con el grupo terrorista Estado Islámico (Daesh), según han informado fuentes policiales y recogen agencias. El hombre permanece en el interior de su vivienda del barrio de Son Gotleu, popular entre la comunidad de inmigrantes. Una quincena de policías armados y furgones están apostados ante las puertas del edificio de cinco plantas de la calle Santa Florentina, 53, de la capital de Mallorca, en un operativo que ha comenzado esta madrugada. El arrestado está acusado de radicalizar y captar a personas a través de redes sociales para alentarlas a viajar a Siria e Irak e integrarse en Daesh. Según un comunicado del Ministerio del Interior, el arrestado suponía "una clara amenaza a la seguridad nacional" al servicio de las redes sociales de las que se servía para reclutar a activistas seleccionados por él, y dirigía sus esfuerzos a facilitar la comisión de acciones terroristas. Al parecer, el detenido emitía mensajes radicales muy contundentes para captar a combatientes para la Yihad, promoviendo atentados y facilitando el viaje a las zonas de conflicto de Siria e Irak, con el fin de que se integraran en las filas del Estado Islámico. Así que solo queda felicitar al Ministerio del Interior por protegernos de semejantes peligros. José Ángel Gutiérrez [email protected]