• El encuentro del secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, con el presidente turco, en medio de las dudas de Occidente, es el primero, tras la intentona militar.
  • Stoltenberg asegura que la OTAN seguiría "apoyando a Turquía, uno de los principales y más valiosos aliados, y a las instituciones democráticas".
  • Pero la represión tras el fallido golpe de Estado ha dejado en muy mal lugar las supuestas convicciones democráticas de Erdogan…
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (en la imagen junto a Erdogan), inició este jueves una visita oficial a Turquía, la quinta que realiza desde que está en el cargo, pero la primera desde el intento de golpe de Estado en el país en julio pasado. Stoltenberg se reunió por la noche en la capital Ankara con el presidente Recep Tayyip Erdogan, según dio a conocer la propia Organización del Tratado del Atlántico Norte, recogen agencias. Poco antes de partir hacia Ankara desde Tiflis, Georgia, Stoltenberg aseguró que la OTAN seguiría "apoyando a Turquía, a su pueblo y a las instituciones democráticas" y calificó al país como "uno de los principales y más valiosos aliados" de la organización. Según comunicó previamente el Ministerio de Relaciones Exteriores turco, los temas en agenda son entre otros "la amenaza" que representa el movimiento del predicador Fethullah Güllen, que vive en Estados Unidos, y al que Turquía responsabiliza del intento de golpe de Estado del 15 de julio pasado, así como los acontecimientos en la región. Stoltenberg también citó antes de partir desde Georgia la lucha contra el terrorismo en Siria e Irak. "La región del mar Negro es muy importante para la seguridad euroatlántica –añadió Stoltenberg–. Hemos sido testigos de un aumento de la presencia rusa y de la militarización de Crimea". "Por eso, decidimos fortalecer nuestra presencia en el mar Negro y así lo haremos", dijo. Y recordó que la OTAN ya incrementó su presencia militar en el país al desplegar sistemas antiaéreos, patrullas marítimas y aviones de vigilancia Awacs "para reforzar la defensa de Turquía". No obstante, la visita se produce en medio de las dudas de Occidente sobre la incorporación de Turquía a la UE y su permanencia en la OTAN. Y es que el espectáculo de la represión tras el supuesto golpe de Estado han dejado en muy mal lugar las supuestas convicciones democráticas de Erdogan… Andrés Velázquez [email protected]