• El presidente de EEUU ofreció exenciones a los aranceles a los países que traten a Washington "con justicia al comerciar".
  • Lo cual se interpreta como presión contra Canadá y México, con los que EEUU renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN), pese a que ambos han sido excluidos de la medida.
  • Otros países buscan también ser excluidos, como Argentina, Brasil, la UE o Japón.
El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó ayer jueves la imposición de aranceles de un 25% a las importaciones de acero y de un 10% a las de aluminio, si bien excluyó en principio de la medida a Canadá y México. El mandatario estadounidense, que ha descrito las prácticas comerciales en estos mercados como "un asalto" a EEUU, defendió el traslado de empresas a su país por razones de seguridad nacional. Asimismo, ofreció exenciones a los aranceles al acero y el aluminio a los países que traten a Washington "con justicia al comerciar", lo que los comentaristas interpretan como presión, precisamente, contra Canadá y México, con los que EEUU renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN). El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, resaltó que "bajo ninguna circunstancia" el diálogo "estará sujeto a ningún tipo de presión". También el ministro de Comercio Exterior de Canadá, François Philippe Champagne, dijo que su país no aceptará ningún arancel o cuota por parte de EEUU. Trump exigió, además, concesiones a la UE, tras quejarse de que el trato a los vehículos estadounidenses es injusto, amenazando con subir también los aranceles a las importaciones de vehículos desde Europa. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, consideró que la UE "debería ser excluida" de las medidas arancelarias aprobadas, al ser la UE "un aliado cercano de EEUU". Tras el anuncio, el senador republicano Jeff Flake anunció que presentará un proyecto de ley para anular la medida, también criticada por el presidente del Comité Financiero del Senado, Orrin Hatch. El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, lamentó los aranceles impuestos por Trump, tras lo que anunció que estudiará con sus socios europeos la respuesta a las medidas proteccionistas, además de advertir de que "una guerra comercial solo tendrá perdedores". El principal portavoz del Gobierno japonés, Tshihide Suga, señaló ayer que su Ejecutivo continuará pidiendo a EEUU una exención de los nuevos aranceles. Por su parte, el Ministerio de Comercio chino, advirtió de que tomará medidas contra la nueva imposición, además de pedir la retirada "lo antes posible" de los nuevos aranceles. Argentina anunció que pedirá la exención de aranceles y Brasil tratará de negociar también en el mismo sentido. José Ángel Gutiérrez [email protected]