• Buen primer trimestre de la firma coreana, gracias al éxito del Galaxy S7
  • La multinacional surcoreana anticipa sus resultados: el beneficio operativo crece un 10,4%, hasta los 5.019 millones de euros.
  • La facturación asciende a 37.300 millones, un 4% superior a la de hace un año.
  • Su último 'smartphone' está teniendo un gran éxito: ya se han vendido 10 millones de unidades.
  • Los analistas prevén que el segundo trimestre será más difícil porque sus rivales lanzarán 'smartphones' (Huawei P9, iPhone 7…).
  • Eso sí, el principal negocio de Samsung no son los teléfonos inteligentes, sino los chips semiconductores.
Una vez más, Samsung sigue ganando la partida a Apple en cuota de mercado de smartphones, eso sí, gracias a que tiene una gama mucho más amplia y con un precio más asequible. Además, ha tenido un buen primer trimestre por el éxito del Galaxy S7, que lanzó el pasado mes de marzo. La multinacional ha anticipado sus resultados de los tres primeros meses del año, pero dará a conocer los datos definitivos a final de mes. El beneficio operativo ha crecido un 10,4%, hasta los 5.019 millones de euros. Mientras, la facturación ha ascendido a unos 37.300 millones, lo que supone un 4% más de la registrada hace un año. El último modelo de smartphone lanzado por Samsung, el Galaxy S7, está teniendo un gran éxito. De hecho, ya se han vendido 10 millones de unidades, desde que saliera a la venta el pasado 11 de marzo en más de 50 países. Además, conviene destacar que en su 'casa', Corea del Sur, en los dos primeros días, vendió más de 100.000 unidades. Los analistas prevén que el segundo trimestre será más difícil para Samsung porque sus rivales lanzarán sus nuevos modelos de smartphones. En concreto, la estadounidense Apple ha sacado al mercado, en marzo, el iPhone 5se, su móvil más barato, y prevé lanzar su nuevo modelo de iPhone, el iPhone 7, en septiembre. Por su parte, la china Huawei, tercera en el ranking de smartphones, planea poner a la venta el Huawei P9 este mismo mes. Eso sí, conviene subrayar que el principal negocio de Samsung no son los teléfonos inteligentes, sino los chips semiconductores. Así, se vio en los resultados del ejercicio 2015, donde esta división tuvo un beneficio operativo de 9.645 millones, mientras que el de la rama de telefonía móvil sólo ascendió a 7.670 millones. Cristina Martín [email protected]