• Silvio González manda más con Creuheras que con José Manuel Lara.
  • Y Tacho Benet comienza a alejarse, no sólo de Roures, sino también de A3 TV.
  • Y Sir Martin Sorrell no quiere un enfrentamiento con Telefónica.
  • El Duopolio mantiene su unidad frente al PP.
  • Domesticado Rajoy, ahora hay que embridar a Pedro Sánchez y a Albert Rivera.
Observen los resultados de Atresmedia (A3 TV, La Sexta, Onda Cero, etc.). El Duopolio de televisión vive un momento de dulce. No sólo se han hecho con el control de la publicidad televisiva, la única que pisa fuerte, sino que han conseguido la fórmula mágica de todos los depredadores monopolistas: con un 57% de la audiencia obtiene un 86% de la publicidad. Mariano Rajoy se rinde a sus pies y ya se encargan ellos de meter en vereda a Pedro Sánchez y a Albert Rivera, los dos emergentes. Además, Silvio González manda más con José Creuheras que con Lara Bosch y Silvio no entiende mucho de política y en lo que entiende actúa como una apisonadora. Y Tacho Benet, de Mediapro, no sólo está enfadado con su socio eterno, Jaume Roures, ante el fracaso en la venta de la Champions a Telefónica (Telefónica no cede) sino que se retira del primer puesto en el Consejo, donde representaba a Imagina, aunque se queda de auditor (¡Ay madre!). Pero hay otro problema en A3 TV, ahora pendiente de la aventura televisiva de Telefónica. Y este problema es Sir Martin Sorrell (en la imagen), de la WTP, todo un masoncete de altos vuelos en el Nuevo Orden Mundial (NOM) y uno de los sostenedores, junto a Al Jazzera del entramado Mediapro. Y es que Sorrell no quiere líos con Telefónica y Mediapro ya tiene hasta demasiados. Eulogio López [email protected]