• La 'low cost' irlandesa ve peligrar su liderazgo europeo en transporte de pasajeros.
  • Y su Ceo, Michael O'Leary, el buitre de aerolíneas en crisis, se queda con las ganas de conquistar el mercado alemán.
  • Alemania gana: Air Berlin seguirá siendo germana y Lufthansa refuerza su posición.
Ryanair ha sufrido recientemente un duro golpe, pues Lufthansa y EasyJet le han quitado Air Berlin, la segunda aerolínea alemana que en los últimos meses se había convertido en una perita en dulce tras declararse en quiebra. Lufthansa ha adquirido ya la mayoría de los activos por 210 millones de euros y se ha comprometido a invertir 1.500 millones, mientras los analistas barajan que el resto vaya a parar a EasyJet. Un movimiento en las aerolíneas europeas con el que Ryanair ve peligrar su liderazgo en el viejo continente en transporte de pasajeros. Y es que Lufthansa, que hasta ahora ocupaba el segundo puesto del ranking europeo, le ha sacado recientemente una ligera ventaja a la low cost irlandesa y podría aumentar la diferencia al sumar los pasajeros de Brussels Airlines -comprada a finales de 2016- y de Air Berlin. Al mismo tiempo, el Ceo de Ryanair, Michael O'Leary (en la imagen), conocido como el buitre de las aerolíneas en crisis, se queda con las ganas de conquistar el mercado alemán. Y ya no podrá tutear a su gran competidor, Lufthansa, en la casa de este último. Por tanto, Alemania gana la partida. Y es que Air Berlin seguirá siendo germana y Lufthansa refuerza su posición como número uno en su país y también gana puntos para afianzarse con fuerza en el liderazgo europeo. Cristina Martín [email protected]