• La compañía que tiene como presidente y Ceo a Muhtar Kent facturó 39.776 millones de euros (-4%), y ganó 6.601 millones ( 4%).
  • Los ingresos de Pepsi cayeron un 5%, hasta los 45.624 millones, y ganó 4.895 millones (-16%), a pesar de contar con refrescos y aperitivos.
  • En el cuarto trimestre, la multinacional de Indra Nooyi se lleva 'el gato al agua' con mayor beneficio y mayores ingresos.
  • Y ¡ojo! porque la 'marca de la felicidad' quiere desprenderse de embotelladoras en EEUU y China para reducir costes, ¿hará lo mismo que en España?
Coca-Cola y Pepsi es la historia de un pulso por dominar el mercado mundial del refresco de cola. Si observamos los resultados anuales de las dos multinacionales, correspondientes a 2015 y presentados este mes, la 'marca de la felicidad' es la ganadora, aunque ingresó casi 17.000 millones de euros menos que su rival. Los orígenes de ambas compañías estadounidenses son similares. El de Coca-Cola está en el jarabe creado en 1886 por el farmacéutico John S. Pemberton, para problemas de digestión y aportar energía. Mientras, el de Pepsi se sitúa en el refresco digestivo y estimulante inventado por el químico farmacéutico Caleb Bradham en 1893. La compañía que tiene como presidente y Ceo a Muhtar Kent ha facturado 39.776 millones de euros en 2015, un 4% menos respecto al año anterior. Mientras, el beneficio neto ha crecido un 4%, hasta los 6.601 millones. Los ingresos de Pepsi descendieron un 5%, hasta los 45.624 millones. Por su parte, la ganancia neta cayó un 16%, hasta los 4.895 millones (-16%), a pesar de contar de que la multinacional cuenta con dos importantes negocios desde 1965 -cuando se fusionaron Pepsi y Frito Lay-: refrescos y aperitivos. En el cuarto trimestre, la multinacional que tiene como presidenta y Ceo a Indra Nooyi fue la que se llevó el gato al agua: tuvo mayor beneficio e ingresos que Coca-Cola. En concreto, ganó 1.543 millones ( 31%) y facturó 16.688 millones (-7%), pues las ventas en EEUU crecieron un 2%, pero en Europa se desplomaron un 22% y en Hispanoamérica, un 13%. El beneficio neto de Coca-Cola en el último trimestre de 2015 subió un 61%, hasta los 1.113 millones. Pero los ingresos fueron de 8.979 millones (-8%), superando por poco las previsiones de los analistas. Conviene subrayar que las ventas subieron un 3%, gracias a las bebidas no carbonatadas (té, agua y bebidas deportivas), que aumentaron un 6%, muy por encima de las de bebidas carbonatadas, es decir, refrescos ( 2%). Claro que ambas multinacionales quisieron implicar a sus accionistas en las buenas cifras obtenidas en 2015. Coca-Cola subió el dividendo de 1,60 dólares por acción a 1,67. Mientras, Nooyi presumió de que el dividendo de Pepsi suma ya 44 años de subidas consecutivas. Y ¡ojo! porque la 'marca de la felicidad' quiere desprenderse de embotelladoras en EEUU y China para reducir costes. Al hilo de esto, cabe hacerse una pregunta: ¿pasará lo mismo que en España? Es decir, habrá una durísima reestructuración, a pesar de tener jugosos y cuantiosos beneficios. El tiempo lo dirá... Pero no sería de extrañar, sobre todo, porque Marcos de Quinto, antiguo presidente de Coca-Cola en España, lleva ya algo más de un año siendo vicepresidente y responsable de marketing de la multinacional a nivel mundial, y no se mojó en el movimiento que hizo Sol Daurella, al frente de la embotelladora española. Cristina Martín [email protected]