• La multinacional promociona por todo lo alto su bebida Zero Zero (sin azúcar ni cafeína).
  • Eso sí, no es un nuevo producto: existía desde el 15 de julio de 2010.
  • Subraya, cómo no, que tiene "todo el sabor Coca-Cola" para convencer al consumidor.
  • Pero también le hace trampas: reducirá el tamaño de envases, aunque el precio no bajará en la misma proporción.
  • Así, espera enfrentar el impuesto del azúcar en España que prepara el Gobierno Rajoy para recaudar unos 200 millones.
Parece que Coca-Cola no deja de sorprendernos, pues se atreve a cambiar su estrategia publicitaria…, vistiéndose de saludable. Y es que ya sólo anuncia bebidas sin azúcar, aunque vende todas. Un cambio que en España llevamos viendo unos meses. En concreto, en Navidad, era la Coca-Cola Zero la que aparecía en la mayoría de anuncios televisivos e impresos. Claro que desde febrero, la multinacional de Atlanta va más allá y ahora promociona por todo lo alto su bebida Coca-Cola Zero Zero (sin azúcar ni cafeína). Eso sí, no estamos ante un nuevo producto de su amplio portfolio porque existía desde el 15 de julio de 2010. Pero es su forma de vestirse de saludable porque el consumo de Coca-Cola, al igual que el del resto de bebidas azucaradas y carbonatadas (refrescos), lleva un tiempo descendiendo. La Zero Azúcar, Zero Cafeína es la protagonista de muchas fotos en las redes sociales de la compañía y de su último anuncio televisivo en España (ver vídeo). La 'marca de la felicidad' subraya, cómo no, que tiene "todo el sabor Coca-Cola", para convencer al consumidor. "Coca-Cola Zero Zero es todo sabor por aquí y nada de azúcar ni cafeína por allá", añade en su página web española, donde además presume: "A nadie le sorprende que Coca-Cola sea la bebida favorita de todo el mundo. Es normal". Pero la multinacional de Atlanta no sólo intenta convencer al consumidor, sino que también le hace trampas para hacer frente al impuesto a los refrescos. De hecho, reducirá el tamaño de sus latas y botellas, como informa Economía Digital, para reducir la carga impositiva por unidad, aunque el precio no bajará en la misma proporción que el tamaño. Con esta medida Coca-Cola espera enfrentar el impuesto a los refrescos en España que prepara el Gobierno Rajoy, que recaudaría unos 200 millones de euros, según La Voz de Galicia. Además, la semana pasada les mandó un aviso: presumió de haber reducido el azúcar un 38% en España desde el año 2000 (ver comunicado) y señaló que las bebidas sin azúcar (Zero) y light ya representan el 36% de sus ventas. Mientras, el largo conflicto laboral continua sin tener fin (dura ya más de tres años). Esa es la principal consecuencia del ERE con beneficios en España y de la reconversión de la planta de Fuenlabrada en un centro logístico fallido. Y en bolsa, la multinacional de Atlanta y la 'megaembotelladora' europea siguen sin levantar cabeza, además, la primera ha reducido notablemente su ventaja con PepsiCo, su principal competidor: ahora sólo le saca unos 22.000 millones de euros, según El Economista. Cristina Martín [email protected]