• La juez de Instrucción de Sevilla ha archivado provisionalmente la causa abierta contra cinco personas por la procesión vejatoria del 'Santo Coño Insumiso' celebrada en Sevilla el 1 de mayo de 2014.
  • Durante la marcha, anarquistas y feministas radicales realizaron diferentes vejaciones de la fe cristiana.
  • Abogados Cristianos seguirá reclamando justicia y llegará hasta las últimas instancias europeas si fuera necesario.
La juez de Instrucción número 10 de Sevilla ha archivado provisionalmente la causa abierta contra las vejaciones ocurridas durante la procesión vejatoria "del santo coño insumiso" celebrada en Sevilla el 1 de mayo de 2014. La magistrada Pilar Ordóñez, que había denunciado ante el Consejo General del Poder Judicial -CGPJ- presiones del Ayuntamiento de Sevilla cuando PSOE, IU y Podemos pidieron que archivara el caso, finalmente ha sucumbido a esa petición, informa Abogados Cristianos. Ordóñez defiende en su auto que "el no creer en los dogmas de una religión y manifestarlo públicamente entra dentro de la libertad de expresión", pero ello no debería justificar las vejaciones que durante la marcha realizaron los participantes. Hay que recordar que anarquistas y feministas radicales realizaron diferentes vejaciones de la fe cristiana portando una vagina de plástico vestida de virgen María, haciendo escarnio de oraciones como el Padrenuestro y el Ave María o profiriendo insultos como "la virgen María también abortaría" y amenazas del tipo "hay que quemar la conferencia episcopal". Por estos hechos, Abogados Cristianos presentó una querella -dos anarquistas y tres feministas fueron imputadas en noviembre de 2015- por la presunta comisión de delitos contra los sentimientos religiosos. La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha reconocido no entender que la juez haya pasado por alto los insultos que las feministas profirieron durante la 'procesión'. "Parece que la juez en su auto olvida que se gritaron reiteradamente amenazas violentas como 'hay que quemar la Conferencia Episcopal'. "¿Por qué la juez no dice ni una sola palabra del escarnio que se hace de la religión modificando sus oraciones cambiando el Ave María y el Credo por unas pseudo-oraciones vejatorias?" Asimismo, Castellanos ha recordado que la magistrada Ordóñez denunció presiones por parte del consistorio de Sevilla para que archivara la causa. "La propia juez dijo sentirse presionada por el Ayuntamiento de Sevilla que pidió en un pleno que archivase la causa como ella finalmente ha hecho. Este hecho creo que es suficiente para solicitar la inhibición de la juez en esta investigación" Por último la presidenta de los abogados cristianos asegura que "Vamos a lucharlo jurídicamente hasta Estrasburgo si fuese necesario porque la libertad religiosa es un derecho humano fundamental que debe ser respetado". Andrés Velázquez [email protected]