Sr. Director:
Ocupamos el cuarto lugar en Europa.
No llegamos a ser los primeros, pero hemos subido y mejorado en el ranking de abortos y hemos avanzado dos puestos.

Matamos 120.000 niños al año y estamos horrorizados porque han muerto 23 personas por la gripe A en España.

Cada año hay más demanda, lo cual significa que todas las campañas preventivas han sido un estrepitoso fracaso.

Se ve que animar a ser promiscuos y a utilizar preservativos, se traduce en miembros de niños desmembrados y arrojados a la basura.

Mientras, detrás de cada aborto un drama, detrás de cada niño asesinado, una mujer destrozada, a la que nadie a nivel gubernamental le ofrece ayuda sino todo lo contrario.

Tenemos mucha información mecánica pero escasa formación humana-ni de moral voy a hablar-.

La sexualidad no es un juego, ni un aperitivo, ni necesariamente acompaña a una sesión de cine.

Pienso en la bandera de España y la veo de un sólo color: sangre.

Por eso yo estaré el 17 de octubre en Madrid.

¿Nos vemos? ¿Porque abortar no es un derecho?

Mª Luisa García Ocaña

[email protected]