• Entre otras cosas, porque Rizzoli amenaza con cerrar el periódico... y aun puede decidirse por ello.
  • La fusión de ABC y El Mundo la perfilan Luis Enríquez y María Pico.
  • Moncloa no consiguió desbancar a Pedro J. cuando pretendió que el CEC financiara la compra de El Mundo por Planeta.

Los italianos de Rizzoli han cesado al director de El Mundo, Pedro J. Ramírez (en la imagen), quien parece, no confirmado, que se llevará una indemnización de 20 millones de euros.

Recordemos el ideario de la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría: ceder ante el duopolio televisivo de Lara y Berlsuconi, sostener a PRISA a cambio de una critica bonancible -especialmente con su persona- y fusionar El Mundo y el ABC, con Pedro J. fuera, para neutralizar los escándalos del PP, especialmente Bárcenas.

De hecho, Moncloa ya fracasó en su intento de echar al director de El Mundo el pasado mes de septiembre, cuando encargó al Consejo Empresarial de la Competitividad -las grandes empresas españolas- que financiaran la compra por parte de José Manuel Lara de El Mundo. Rizzoli pedía demasiado: 400 millones de euros.

En cualquier caso, ahora sí lo ha logrado por vía de la propiedad. Los italianos saben que El Mundo sin Pedro J. Ramírez es menos periódico, pero están dispuestos a diluir pérdidas mediante una fusión con ABC, algo que el propio Pedro J. ya intentó en su día en su provecho. Los muñidores de la operación, María Pico, jefa de Gabinete de la vicepresidenta y Luis Enríquez, el Ceo de Vocento. Una fusión fatal como negocio pero atractiva para el PP desde el punto de vista político y que conllevaría nuevas reducciones de plantilla.

¿Es esto un atentado contra la libertad de prensa Sin duda.

Eulogio López

[email protected]