La Iglesia Católica es el lugar donde el hombre descansa en fraterna acogida. Ahora, que estamos en plena campaña de la declaración de la Renta, se hace más necesario recordar que todos somos esa Iglesia que sigue dando esperanza al mundo. Se puede ayudar a la Iglesia con un sencillo gesto "por tantos"; poniendo la X a la Iglesia en la declaración de renta.

El Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia de la Conferencia Episcopal Española ha puesto en marcha la Campaña de la Renta 2013 con el objetivo de animar a los católicos y a todas las personas que aprecian la labor de la Iglesia a marcar la X en la Declaración de la Renta.

Para ello, y en continuidad con las campañas anteriores, utiliza la marca XTANTOS que explica con su logotipo lo que la Iglesia pretende transmitir: la labor que desempeña para seguir ayudando cada vez más  a "tantos" que lo necesitan.

El eslogan de la citada acción publicitaria es la siguiente: "Marca la casilla de la Iglesia en tu declaración de la Renta Ayudas a la Iglesia. Ganamos todos".

"El lema que ha lanzado la Iglesia para la Campaña de la Renta no ha podido ser más acertado. En las principales cadenas de televisión podemos ver los anuncios que se unen a los de la prensa, radio, vallas publicitarias, redes sociales… El objetivo es seguir animando a los católicos y a todas las personas que aprecian la labor solidaria que ensalza con sencillez la caridad desinteresada hacia el prójimo a marcar la X en la Declaración de la Renta. Un gesto sencill,; compatible con marcar también la casilla de los llamados "Otros fines sociales", y por el que ni se paga más, ni te devuelven menos a la hora de hacer la Declaración". Monseñor Martínez Camino (en la imagen).

Las aportaciones directas de los fieles son la principal fuente de financiación de la Iglesia Católica. Existen distintas modalidades: colectas, donativos, legados, herencias, entre otras. Pero se debe destacar la suscripción periódica como el modelo más deseable. Actualmente representan alrededor del 75% de los recursos económicos de la Iglesia.

De la Declaración de la Renta, la Iglesia recibe del Estado el 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes que manifiesten su deseo de que ese porcentaje de sus impuestos se destine a la Iglesia Católica. El resultado de la asignación viene a ser el 25% del presupuesto.

También la Iglesia ha ido constituyendo un patrimonio estable que administra con criterios de prudencia, cumpliendo la voluntad de sus donantes  para acometer las obras apostólicas que realiza.

La Agencia Fides ha publicado las estadísticas sobre la Iglesia Católica en el mundo. Quizá pocas veces nos preguntamos cuántas personas en el mundo comparten la misma fe que nosotros. Las cifras son las siguientes: de los 6.698.353.000 habitantes del planeta, 1.165.714.000 son católicos, es decir, una de cada seis personas ha sido bautizada en la Iglesia Católica.

Clemente Ferrer
[email protected]