• Los gobiernos autonómicos, desde siempre, presionan a los centros: O admites chicas y chicos o no te doy el concierto.
  • El ministro no tiene una opinión al respecto pero afirma que no se pueden negar las subvenciones a la educación diferenciada: es constitucional.
  • Y justifica que la asignatura de religión no sea de obligada oferta en Bachillerato: "Nunca ha sido obligatoria en la democracia". Claro que no, sólo faltaría, pero sí de obligada oferta.
  • El Gobierno ha mostrado su apoyo al ministro: le han acompañado Sáenz de Santamaría, Ruiz Gallardón y Báñez, que le ha presentado.

Según el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert (en la imagen), menos del 1% de la población escolar cursó sus estudios en centros de educación diferenciada. Conclusión del ministro especializado en estudios sociológicos y en encuestas: esta modalidad -la educación diferenciada- "es una opción muy minoritaria" en nuestro país. ¡Bravo!

Lo que no ha explicado Wert es que es minoritaria porque, desde siempre o casi siempre, ha sido una opción 'perseguida' por los distintos gobiernos de las CCAA de tal manera que tanto el PP como el PSOE (evidentemente, también IU cuando ha podido) han ido ahogando a los centros que sólo admiten chicos o chicas. ¿Cómo Negándoles el concierto. Evidentemente, muchos centros han tenido que pasar por el aro y han pasado a ser mixtos. Sí, la educación diferenciada es "muy minoritaria", pero porque le han obligado a serlo.

El ministro, que es muy progre y, según él, no un verso suelto dentro del Gobierno, no tiene una opinión personal sobre la educación diferenciada. Eso sí, ha admitido que no se le pueden negar las subvenciones a esos centros porque "en un marco de libertad educativa, no hay una razón para que una modalidad, que podrá gustar más o menos, pero es que es constitucional y legal, no pueda acceder a la financiación pública", ha explicado.

Durante su intervención en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum este miércoles, Wert ha justificado la no inclusión de la asignatura de Religión en la oferta obligatoria del Bachillerato: "La asignatura de Religión no es obligatoria en ninguna fase del sistema educativo", ha señalado, para luego añadir: "Nunca ha sido obligatoria en la democracia".

A ver si nos entendemos, Sr. Wert: claro que la Religión no ha sido obligatoria, faltaría más. No puedes obligar a estudiar el Catecismo. De lo que sí tienes obligación es de asegurar que todos los centros ofrecen esa asignatura. Y eso Ud. lo ha suprimido en el Bachillerato. Mal hecho.

Pero este progresismo no es exclusivo de Wert. Seguro que sus compañeros de Gabinete que le han arropado esta mañana -la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón y la titular de Empleo, Fátima Báñez-, harían las mismas afirmaciones.

Por cierto, el cheque escolar ni mencionarlo. Ni siquiera le han trasladado la pregunta de Hispanidad: ¿Por qué no ha aplicado el cheque escolar Una pena.

Pablo Ferrer

[email protected]