• Y el resultado recurrente también cae un 3,1% por la venta en 2012 de la cartera de vida-riesgo individual a Berkshire Hathaway.
  • El grupo asegurador de La Caixa cerró el año con 3,58 millones de clientes, un 14,1% más.
  • Para Fernando Muniesa, el futuro de las pensiones en España pasa por el aumento del peso de las aseguradoras privadas.
  • De hecho, 2013 fue el primer año desde 2007 en el que crecieron las aportaciones a los planes de pensiones.
  • Muniesa  afirma que la nueva legislación sobre cotizaciones que incluye las retribuciones en especie supone un obstáculo más para crear nuevos planes colectivos en las empresas.

El beneficio neto consolidado del grupo asegurador de La Caixa cayó un 46,8% en 2013 y alcanzó los 420,1 millones de euros. Esta disminución, sin embargo, se debe a la operación extraordinaria cerrada en 2012 con Berkshire Hathaway. Como recordarán, a finales de noviembre de ese año, VidaCaixa traspasó al grupo norteamericano una cartera de seguros de riesgo-vida individual, operación que le proporcionó unas plusvalías de 524 millones de euros.

Dicha cartera aportaba al grupo catalán unos 80 millones de euros anuales. A pesar de ello, el resultado recurrente de 2013sólo ha caído un 3,1% y ha alcanzado los 328,3 millones de euros.

En cuanto a los recursos gestionados, han aumentado un 14,1%, hasta superar los 50.000 millones de euros. Los clientes también registraron un crecimiento del 14,1%. Al cierre de 2013, VidaCaixa contaba con 3,58 millones de clientes, según consta en la nota de prensa difundida este jueves.

Durante la presentación de estos resultados, el consejero delegado del grupo asegurador, Fernando Muniesa ha afirmado que el futuro de las pensiones en España pasa por el aumento del peso de las aseguradoras privadas. "Tendremos la pensión pública que nos podamos paga como país", ha señalado.

De hecho, la tendencia del mercado parece corroborar estas palabras. Desde la reforma fiscal de 2007, las aportaciones a planes de pensiones privados han disminuido año tras año hasta el pasado ejercicio, que subieron por primera vez.

Muniesa también se ha referido a la nueva legislación sobre cotizaciones a la Seguridad Social que incluye las retribuciones en especie. Para el consejero delegado, esta medida, lejos de ayudar, supone una dificultad más a la hora de crear nuevos planes colectivos en las empresas.

Pablo Ferrer

[email protected]