Sr. Director:
Dado el elevado número de palabras que comienzan por hache en vascuence, no me extraña que algunos diputados del PNV "inmersionados" totalmente en euskera durante su formación escriban "hinundaciones", entre otras perlas.

También recientemente un amigo mío recibió un correo electrónico de un alto cargo del Gobierno catalán de una consejería de ERC.  En apenas cinco líneas escritas en un pésimo castellano había no menos de 10 faltas y numerosos catalanismos. Que en muchos colegios vascos y catalanes de 30 horas lectivas a la semana sólo 1 ó 2 se enseñen en castellano es un gravísimo error.

Y los que tanto lo promueven, sean del PNV o ERC, acaban convirtiéndose ellos mismos en víctimas de sus propias políticas lingüísticas de arrinconamiento del castellano.

Carmen Blanco

[email protected]