• Aprobada la Ley Habilitante, que permite a Maduro gobernar a golpe de decreto.
  • El presidente venezolano anuncia una "ofensiva estremecedora" contra la corrupción.
  • Pero en el país el hambre, la violencia y la pobreza siguen campando a sus anchas.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha conseguido, por fin, lo que tanto ansiaba. La Asamblea Nacional de Venezuela ha aprobado este martes en segunda lectura, y de forma definitiva, la Ley Habilitante, gracias a la cual Maduro podrá gobernar un año mediante decretos.

La justificación que ha usado Maduro para pedir superpoderes ha sido combatir la corrupción y luchar contra lo que ha calificado de "guerra económica". Lo cual está muy bien. El peligro de este mecanismo constitucional es abusar de él, como hizo Hugo Chávez al usarlo cuatro veces.

Además, como se sabe, la mayoría con la que contaba el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) bastó para aprobar el texto, que ya había recibido un primer respaldo en el Parlamento el pasado jueves. Pero eso, después de acusar a la diputada opositora María Mercedes Aranguren de corrupción, por lo que el Tribunal Supremo de Justicia la apartó de su escaño. Así que Aranguren fue sustituida por Carlos Flores, que dio al 'chavismo' el ansiado voto 99 para poder aprobar la Ley Habilitante. 

Pero volvamos a la corrupción en Venezuela. Maduro dice que quiere luchar contra ella y de hecho ha anunciado una "ofensiva estremecedora". Pero recordemos que el hambre, la violencia y la pobreza asolan el país. ¿No será la corrupción una cortina de humo de Maduro para no hablar de esos problemas

José Ángel Gutiérrez

[email protected]