• El Ministerio de Interior de Ucrania ordena la búsqueda y captura de Víktor Yanukóvich.
  • Bruselas ve "democrático" y "legítimo" que el Parlamento ucraniano haya cesado a Yanukovich. 
Lo último en Ucrania es que el Ministerio de Interior ha ordenado la búsqueda y captura de Víktor Yanukóvich, presidente electo y destituido por el Parlamento el pasado sábado, acusado de la muerte de manifestantes.

Según el titular provisional de la cartera, Arsén Avákov, "se ha abierto un proceso penal por asesinato masivo de ciudadanos pacíficos. Yanukóvich y otras personas responsables han sido declaradas en busca y captura".

Avákov, perteneciente al partido Patria, de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, forma parte del nuevo gobierno provisional, nombrado por el Parlamento y encabezado por el presidente en funciones, Alexándr Turchinov.

Por su parte, la Comisión Europea ha dejado claro que respeta "la decisión democrática y legítima" del Parlamento ucraniano de cesar al hasta ahora presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, por una "mayoría muy amplia" aunque ha rechazado pronunciarse sobre la posibilidad de incluirle en la lista de individuos sancionados por la violencia y las violaciones de los Derechos Humanos en Ucrania.

Pero lo relevante en las manifestaciones y protestas que se han visto estos días en Ucrania son las imágenes cristianas, concretamente católicas, que han podido verse entre los manifestantes. Por ejemplo, la imagen del Cristo de la Divina Misericordia, que le fue revelada por el mismo Jesucristo a la santa polaca santa Faustina Kowalska. (Ver en página 3 del diario El País del lunes 24 de febrero).

Dicha exhibición de imágenes recuerda mucho a las que mostraban los polacos cuando se manifestaban contra los comunistas y pueden mostrar el deseo de los ucranianos de libertad, después de soportar el yugo soviético-comunista durante mucho años.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]