• Tras asfixiarnos, la directora del FMI elogia comportamiento de la sociedad española ante las reformas impulsadas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis económica.
  • Esas mismas reformas (la laboral, la fiscal y la de las pensiones) que ella le exigió a Rajoy.
  • Rajoy no exige a Obama dejar de espiar a España, mientras Washington se niega a comprometerse a no espiar a Alemania
Como se sabe, el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy (en la imagen junto a Lagarde) se ha dado una vuelta por EEUU, donde se ha reunido con líderes del 'mundo mundial'. Por una parte, con el presidente del país, Barack Obama, quien le ha echado un capote alabándole su "liderazgo" y el haber tomado las medidas "necesarias" para estabilizar la economía española, aunque le advirtió de la elevada tasa de paro de nuestro país. La verdad es que no hace falta ser presidente de EEUU para decirle eso a Rajoy. Aquí en España se lo recordamos a cada instante.

Pero quien también habló de empleo con Rajoy fue la 'lideresa' del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde. Aunque en este caso, le elogió la reforma del mercado laboral y la de pensiones; así como que la consolidación fiscal avanza a un ritmo adecuado.

Y de la microeconomía, parece ser que ambos destacaron la buena marcha del sector del automóvil (imaginamos que en lo que a producción se refiere, porque en cuanto a ventas en España...).

La directora del FMI también valoró el comportamiento de la sociedad española ante las reformas impulsadas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis económica.

Que toda una Lagarde se haya acordado del español medio, asfixiado por los salarios de risa que se cobran en España respecto a Europa, y exhausto ante las subidas de impuestos, resulta irónico. Porque es la misma Lagarde la que ha exigido al Gobierno las medidas de ajuste que ayer le reconoció haber tomado.

Por cierto que Rajoy se dio por satisfecho ante las explicaciones de Barack sobre espionaje a España. Algo que no hicieron sus homólogas brasileña (Roussef) y alemana (Merkel). Algo más podía haberle exigido a Obama, ¿no

Eso sí, daría igual que lo hubiera hecho: hoy EEUU se ha negado a comprometerse a no espiar a Alemania...

Andrés Velázquez
[email protected]