• En la reconversión de Alierta, la mayor de la historia de Telefónica, sale reforzado Álvarez-Pallete y, ojo, Luis Miguel Gilpérez.
  • Y Matthew Key abandona la compañía con 20 millones de euros.
  • Cambiamos continentes por países: los responsables de España, Brasil, Reino Unido y Alemania estarán en primera línea. 
  • Y Eduardo Navarro se convierte en el principal asesor del presidente y del Ceo.

Es la mayor reconversión del organigrama realizada por César Alierta (en la imagen) desde que preside Telefónica. Lo primero: vuelco en el Comité Ejecutivo, compuesto por César Alierta, José María Álvarez-Pallete, el financiero Ángel Vilá, el jurídico Ramiro Sánchez de Lerín, Guillermo Ansaldo, Eva Castillo (Europa), Santiago Fernández Valbuena (Iberoamérica) y Matthew Key (Telefónica Digital). Estos tres últimos salen, porque se van a cambiar zonas por países, en el máximo órgano de dirección. Les sustituirán los cuatro 'country manager' de los países, que no áreas, más importantes de la compañía: España, Alemania, Brasil y Reino Unido.

Eva Castillo, Ansaldo y Valbuena permanecerán en la compañía. No así Matthew Key, antiguo máximo responsable de O2, que abandona Telefónica con una indemnización de 20 millones de euros. Lo cierto es que Telefónica Digital (TD) no ha dado el resultado esperado. Lo cierto es que habrá que recomponer todas las actividades de TD.

En conclusión, el Ceo Pallete será ahora quien lidere el día a día, al tiempo que consolida su posición. Además, todas las unidades reportarán a él.

Otro que se consolida es el presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez, quien, además, en breve podrá vender el 'cuadruplex', cundo se consume la compra de Sogecable. A seguir, la figura de Eduardo Navarro, que se ha convertido en el principal asesor tanto de César Alierta como de Álvarez-Pallete.

La conclusión es que Telefónica se recentraliza en Madrid. En la operadora confían en que esta sea una forma de agilizar la toma de decisiones.

Eulogio López

[email protected]