Sr. Director:
Ya lo dijo D. Quijote a su escudero, hace tiempo: Amigo Sancho, cosas veredes que no entenderedes. Esto mismo comentan los atónitos españoles que hoy se enteran que la Junta de Extremadura, gasta 14.000 euros para enseñar a masturbarse a los jóvenes.

 

Han leído bien. Para aprender no un oficio, ni un arte, ni practicar un deporte, ni enrolarse en alguna ONG, sino para enseñar lo mucho que saben algunos (as) maestros (as) en el oficio más antiguo del mundo.

¡En buenas manos están nuestros jóvenes! Ante este progreso uno se preguntan ¿Hay padres y madres en Extremadura? ¿Dónde han dejado el sentido común los de la Junta? ¿Son estas las soluciones al paro, a la pobreza, a la libertad, al desarraigo familiar que esperan los jóvenes? Españoles: Vivir para ver y viva el progreso izquierdista.

Miguel Rivilla San Martín