• La nueva presidenta andaluza dice haber recuperado 25.000 euros indebidamente cobrados por la UGT.
  • Y encima, se enfrenta a Rubalcaba y pide que no se utilice la corrupción como arma arrojadiza que es, precisamente, el pacto que el secretario general del PSOE no quiso firmar con Rajoy.
  • Y, además, arremete contra los socialistas catalanes, partidarios del derecho a decidir.
  • Está claro que la presidenta de la Junta de Andalucía se postula como líder del PSOE en toda España.
  • A todo esto, Rubalcaba se niega a convocar el Congreso Federal que le piden los barones nacionales.

Susana Díaz (en la imagen) va a por todas y no sólo en Andalucía. En sólo una semana ha visitado tres veces la capital de España. El jueves 3 se presentó en sociedad, en un desayuno informativo. Este miércoles se reunió con Alfredo Pérez Rubalcaba, en la sede del PSOE de Ferraz y este jueves se ha visto con el presidente del Gobierno en La Moncloa.

No son sólo sus movimientos. Más importante aún es su discurso, que ha roto al PSOE y también al sindicato UGT. Y si no miren lo que ha anunciado este jueves: "Se han reintegrado 25.000 euros" en facturas "indebidamente cobradas" por la UGT de Andalucía. Y la cosa no se quedará ahí, supuestamente, ya que, según Díaz, la Administración autonómica "está realizando todos los procedimientos de reintegro para recuperar hasta el último euro". ¡Cándido, espabila!

Pero eso no es todo. En su visita a Ferraz, Díaz se enfrentó a Rubalcaba y le pidió que no se utilice la corrupción como arma arrojadiza, algo a lo que el secretario general del PSOE no está dispuesto a renunciar. Como recordarán, los socialistas no quisieron participar en la ley de Transparencia propugnada por el PP.

El PSC también ha tenido su dosis, esta vez por ser partidarios del derecho a decidir, algo que Díaz no comparte y tampoco esconde.

Sin duda, la presidenta de la Junta de Andalucía se postula como sustituta de un Rubalcaba que atraviesa sus horas más difíciles al frente del PSOE. El todavía secretario general socialista sigue negando la convocatoria de un congreso federal, por mucho que los barones regionales -Patxi López, Emiliano García Page y Guillermo Fernández Vara, entre otros- se lo piden.

Pablo Ferrer

[email protected]