Ángel Simón se perfila como el hombre de Suez en España. La multinacional francesa asegura que venderá su 8% de GN en cuanto el mercado se lo permita. Es el paso previo para romper el holding HISUSA y hacerse con Aguas de Barcelona. Por cierto, la alianza de Suez con Iberdrola sigue en pie

En septiembre, puede romperse una alianza histórica: la que mantiene el grupo francés Suez con La Caixa, a través del holding HISUSA, con el que controlan Aguas de Barcelona (AGBAR) y donde, no lo olvidemos, los franceses poseen el 51% y La Caixa el 49%.

Las hostilidades estallaron cuando los franceses, sin consultar a Caixa, invirtieron en Gas Natural, de la que ahora poseen un 8%. Y oiga, GN no se toca: es la empresa que tanto La Caixa como la Generalitat consideran más catalana de todas, más que Repsol.

Por tanto, desde un primer momento se invitó a los franceses a marcharse de Gas pero los galos son muy suyos y no entienden las indirectas. Al final, por fin, acaban de anunciar que sí, que están dispuestos abandonar GN con tal de tomar el control de Agbar. Eso sí, mantendrán el español Ángel Simón como su hombre en España. Simón es director general de Agbar y hombre del grupo industrial Caixa. El presidente de Agbar, Jordi Mercader, se jubilará en cuanto se produzca la operación.

Y ojo, porque la presencia de Suez en España no se termina en su gestión del agua, uno de sus negocios tradicionales. Se mantiene la alianza con Iberdrola en materia energética, especialmente nuclear, una alianza que no se sabe aún lo que pueda dar de sí pero que, en cualquier caso, supone que Florentino Pérez no volverá a acudir a los franceses al menos a éstos franceses- para atacar a Iberdrola, tal y como ya hizo en el pasado. Y La Caixa tampoco se entiende con Ignacio Galán.

Eulogio López

[email protected]