• Es decir, si el FROB no hace una criba sobre las cuatro ofertas no vinculantes de bancos (Santander, BBVA, Caixabank y Banesco) y los cuatro de fondos (Guggenheim, Flowers, Anchorage y Ross).
  • Entienden que, si no hay criba inicial, Fernando Restoy les ha estado utilizando en beneficio de los bancos.
  • Solución: las ofertas vinculantes serían más laxas.
  • Mientras tanto, los bancos insisten en que sin ayudas no se quedan con NCG Banco y, mucho menos, con Catalunya Bank.

La desconfianza cunde entre los cuatro fondos norteamericanos que han presentado ofertas por Novagalicia Banco (NCG Banco) respecto al presidente del FROB, y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (en la imagen) van a más.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, intentó echar aceite en la herida negando la mayor: según él, ningún fondo le ha hecho llegar su malestar por el método seguido en la subasta de Novagalicia ni por la labor del presidente de la entidad propietaria, el FROB.

Pues no, la verdad es que están molestos. Tan molestos como Feijóo que quiere que triunfen los fondos para que NCG Banco siga siendo un banco gallego. Primero por lo ya dicho en estas páginas: una vez presentadas las ofertas no vinculantes, Restoy se destapó con mayores exigencias de recursos propios, lo que significaba una aportación extra de 800 millones de euros.

Eso sí, una aclaración: aunque los cuatro fondos están disgustados, hay que matizar que Guggenheim hace tiempo que vuela por libre. Dicho de otra forma, si algunos de los otros tres, WL Ross, Anchorage y Flowers, gana la puja se unirán para distribuir riesgos. No así el fondo de la familia Guggenheim, el que menos experiencia tiene en banca, que va por libre.

En cualquier caso, los cuatro fondos tienen el mismo planteamiento: si el martes 19 el FROB decidiera no eliminar a nadie en la primera selección, que los ochos pasaran a la siguiente fase, la de ofertas no vinculantes, los fondos presentarán unas ofertas perdedoras. Entienden que si la primera criba no 'criba' nada, el FROB les habrá estado utilizando para favorecer a los bancos… que es el empeño de Fernando Restoy.

Por su parte, los bancos siguen diciendo lo mismo: sin ayudas públicas no se quedarán con Novagalicia salvo a precio de saldo. Y el Estado, no lo olvidemos, ha puesto 9.000 millones de euros de todos los españoles en el reflotamiento de Novagalicia Banco.

Eulogio López

[email protected]