• La parte más centralista del Gobierno se opone a un canciller empeñado en cerrar la brecha catalana.
  • Para la vicepresidenta, la clave está en no ceder, ni dentro (en el seno del PP) ni fuera (ante el nacionalismo catalán).
  • Y eso, a pesar de que los propios barones regionales del PP, sobre todo Ignacio González, piden el cambio.
  • La manifestación del 12 de octubre en Barcelona hizo que Rajoy se decantara por su segunda y por su principal apoyo en el Ejecutivo, el titular de Hacienda.

Mariano Rajoy aprovechó la reunión de la Ejecutiva de su propio partido, el PP, para anunciar que no habrá revisión del modelo de financiación autonómica hasta 2014, aunque debería haber renovado el 1 de enero de este año.

Era el escenario ideal para él, porque, al final, quien da cuenta de lo que ocurre en la junta directiva de los populares es la secretaria general, Dolores de Cospedal.

De este modo, gana la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y su principal apoyo en el Gabinete, el titular de Hacienda, Cristóbal Montero. Pierde el más 'catalanista' de los ministros, el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo. El resto del Gabinete, en este punto no saben, no contestan.

Al final, Rajoy se ha decantado por hacer esperar a los catalanes por varias razones:

1.- Para disponer de una baza negociadora con los catalanes. No olvidemos las promesas de Artur Mas de convocar el referéndum secesionista -bueno, por el derecho a decidir- este mismo año para 2014.

2.- Porque la vicepresidenta se ha convencido de que ceder ahora en materia económica frente a la Generalitat no serviría de nada. Seguirían pidiendo más competencias políticas. Y Artur Mas, con su radicalizado discurso, así lo aconseja.

3.- Porque constituirá una prueba definitiva de poder en el seno de su propio partido. A nadie se le oculta que los barones regionales, sobre todo el madrileño, Ignacio González, aseguran que hay que cumplir lo previsto y que el actual sistema no gusta a nadie. Alicia Sánchez Camacho, así como los presidentes de La Rioja o Murcia, piensan exactamente lo mismo... que es lo mismo que piensa Rubalcaba, aún con la macedonia mental reinante en el PSOE.

Ahora bien, pierde otro de los hombres más próximos a Rajoy: el canciller Margallo, probablemente el único que aspira a ser vicepresidente de la misma forma que Soraya aspira a la Presidencia.

Soraya y Montoro vuelven a ganar una batalla pero el frente opositor crece.

¿Cuál ha sido el punto que le ha hecho cambiar a Rajoy Pues la manifestación del 12 de octubre en Barcelona. El presidente se ha dado cuenta de que el proceso independentista catalán no es irreversible.

Eulogio López

[email protected]