• Y miente como una posesa: ahora remite la ley a enero… ¡tercer año de legislatura!
  • Y eso que el electorado provida del PP se lo reclama.
  • El reparto del 0,7% del IRPF. La vicepresidenta habla de ese dinero como si fuera suyo.
  • Una ley de mutuas para perseguir el absentismo laboral: 11,4 días por español al año. Demasiado.
  • ¿Y si Artur Mas convoca el referéndum Lo primero, acudir al Tribunal Constitucional. Ahí Soraya sí ha dado una pista.
  • Soraya evita cuidadosamente apoyar a Dolores de Cospedal: la batalla continúa.

Consejo de Ministros del 5 de diciembre. Otra vez la reforma de la ley del aborto, la reformita Gallardón. No en el Consejo, claro, que los ministros son gente seria poco amante de tratar cuestiones vulgares como el derecho a la vida. No en la rueda de prensa posterior, a preguntas de un periodista. Responde la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen junto a la ministra Báñez) que no, que aquí no hay retraso alguno. Miente como una posesa, claro, porque hemos entrado en el segundo tiempo del partido, segunda parte de la legislatura y la reforma de la Ley Aído (¡Insisto, pobre Santa Bibiana!) se planteó a principios de legislatura.

Pero Soraya dice, en privado, que no, que hay que dejar la ley Zapatero como está. ¿Qué más da que convierta el infanticidio en un derecho humano La consigna es no meterse en charcos y aplicar la cobardía habitual en el PP: hay que parecer moderno a toda costa. Y Gallardón también miente: su reformita se la han recortado y si no fuera por la presión de cristianos, providas y otras malas hierbas -por ejemplo, periodistas de Moncloa- ya habría metido la medio-reforma en el cajón de cuestiones eternamente pendientes.

Pero Soraya es de las que piensan que a los talibanes provida no les queda  otro remedio que votar al PP, así que se les puede escupir en la cara cuantas veces sea necesario.

Más cuestiones. Decíamos ayer que cuando al Gobierno Rajoy no se le ocurre nada hace una ley-mariachi. Es decir, refunde textos legales anteriores (por ejemplo, con la normativa sobre plusvalías) y lo presenta como nuevo.

Pero la práctica de la macedonia política renovada no se circunscribe a los decretos: también podemos hablar de organismos. Por ejemplo, Soraya Sáenz de Santamaría anunció el vienes 5 la creación del Consejo estatal de la Pyme. Un "órgano esencial". Porque claro, el 98,8% de las empresas españolas tienen menos de 150 empleados. Y el 95% de las empresas españolas tiene menos de 10 empleados. Y el 69% de trabajadores trabajan en pymes. Pero que las pymes y las microempresas sean esenciales -lo son- no significa que necesite un nuevo órgano. Lo que la Pyme quiere del Gobierno es que no la masacre a impuestos. Punto y final.

Reparto del 0,7% del IPRF. Ya saben, la única parte de sus impuestos cuyo destino usted decida. No lo controla, pero decide. Curioso, se le llama impuesto religioso, cuando la organización que más fondos recibe del Tesoro por esa vía es Cruz Roja. La segunda, sí, es Cáritas. Pero hay que tener cuidado, es el Estado quien canaliza el dinero que dan los españoles a través de los programas aprobados, paralelos al IPRF: ¡Ay madre!

Otros acuerdos del Consejo de Ministros. Convenio sobre comercio de armas convencionales, destinado, en principio, a solucionar los desvíos maliciosos de armas a indeseables de toda laña que pululan por el mundo. La verdad es que Soraya ya lo ha vendido tres veces pero esta mujer es una entusiasta y es capaz de venderlo cuatro. Lo malo es que es un convenio ONU, es decir, con impresionantes coladeros. Y lo peor: las armas cortas son las que más mortandad producen en el mundo y a las que tienen acceso los desalmados.

La vicepresidenta también da cuenta del Consejo de Seguridad Nacional.

Consejo de Seguridad Nacional, preside Rajoy. Estrategia de ciberseguridad nacional y seguridad marítima nacional. Pero, claro, Soraya no nos puede informar, porque es secreto. 

Por su parte, Fátima Báñez, uno de los principales apoyos de Soraya en el Ejecutivo, nos advierte sobre la futura Ley de Mutuas de la Seguridad Social. Ya saben, esas entidades privadas, asociación de empresarios, que administran fondos públicos. 8.500 millones de euros gestionaron en 2012, con una plantilla de 24.000 empleados. Gestionan las contingencias profesionales: incapacidad temporal, asistencia sanitaria por incapacidad temporal, pago de subsidios por incapacidad, etc.

Principal objetivo: vigilar más de cerca el absentismo laboral: 11,4 días por trabajador/año perdidos. En Estados Unidos, 4,9%. Eso sí, ha bajado con motivo de la crisis: nadie se juega el puesto por simular una gripe.

Pasamos ahora a las cuestiones de actualidad, donde la vicepresidenta es capaz de decir mucho y no aclarar nada. Por ejemplo, ante el día de La Constitución, los periodistas le recuerdan que muchos políticos no acudirán al Congreso para festejar el texto.

Nada, asegura Soraya, eso no es importante porque ya ha pasado otros años. ¿Y por qué la reiteración le resta relevancia

¿Reforma Constitucional No hay consenso, muchachos, y, además, España ya es muy federal.

¿Y si Artur Mas sigue adelante con el referéndum Lo primero, asegura Santamaría, acudir al Tribunal Constitucional. Bueno, ahí sí que ha proporcionado una pista.

Por cierto, ataque a Cospedal, la enemiga de Soraya, a costa de su revés judicial contra Luis Bárcenas. Lo cierto es que el juez sí que aprecia difamación en el extesorero contra la secretaria general del PP, pero no cree que sea para tanto. También por una esposa de un consejero de Castilla-La Mancha, que presuntamente se saltó las listas de espera para ser intervenida en un hospital. Pues bien, Soraya no apoya a Cospedal. Asegura no conocer los hechos o no comentar decisiones judiciales. Además, "no corresponde a la Administración General del Estado" comentar lo que ocurre en provincias. La batalla entre Cospedal y Sáenz continúa.

Eulogio López

[email protected]