• En la operadora creen que es un truco de Cebrián y Abril Martorell para elevar el precio.
  • De hecho, algo han conseguido elevarlo, porque ahora se baraja la cifra de 800 millones de euros por el 56% de Digital .
  • Ojo, Cebrián juega con las cartas marcadas: si Telefónica no salva a PRISA tampoco se salvará el fútbol español.
  • El negocio de los derechos del fútbol se montó para un negocio de 700 millones de euros anuales... y ahora no da ni para la mitad.
  • Lo esperable es que en pocas semanas se firme el acuerdo. Telefónica se haría con un 78% de PRISA y Tele 5 mantendría el 22%.
  • Y Telefónica de España relanzaría su Cuádruple Play... con permiso de la CNMC.
  • En cualquier caso, la operadora salvará a PRISA. Y la vicepresidenta del Gobierno, feliz.
  • Y Caixabank y Santander se evitarán el doloroso trago de convertirse en accionista de una PRISA quebrada.

Telefónica no ejercerá su opción sobre Sogecable, que vence el miércoles 12. Ya saben, los Polanco reducen su participación en el capital, pues Juan Luis Cebrián y su escudero, Fernando Abril Martorell (en la imagen), han terminado con el poder de la familia fundadora en el Grupo.

Esto no significa que Telefónica haya renunciado a comprar Sogecable. Más bien al contrario. Lo que significa es que en la operadora no confían en la oferta del siempre polémico canal qatarí de TV, Al Jazeera. Un directivo de Telefónica aseguraba a Hispanidad que eso no es más que un señuelo de Janli Cebrián para encarecer el precio de la plataforma de pago.

Pero lo que sí es cierto es que, aunque la operadora que preside César Alierta, no ha mordido el anzuelo, sí tiene intención de comprar el 56% de PRISA en Sogecable. De esta forma, salvará a PRISA de la quiebra y el Gobierno se quedará contento. Sobre todo la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, quien presume de haber domesticado al grupo PRISA en sus ataques al PP y que cada día que pasa está más comprometida con el Nuevo Orden mundial, uno de cuyos representantes en España es Juan Luis Cebrián.

Y también se quedarán contentos los clubes de fútbol porque, tras el desastre Mediapro, si se hundiera Digital , los clubes también se despeñarían por el siniestro sendero de la quiebra. Una advertencia que no deja de resultar perversa, porque lo cierto es que el negocio del fútbol se montó sobre una cifra de 700 millones de euros anuales y ahora el fútbol no da ni para la mitad de eso.

Eso sí, Telefónica podrá ofrecer su cuádruple play: fijo, móvil, Internet y TV. Una baza estratégica para competir.

En cualquier caso, todo indica que Telefónica salvará a PRISA de la liquidación a costa de abonar entre 750 y 800 millones de euros por el 56% de Sogecable. Así, la operadora podrá disponer de un 78% de la plataforma y Mediaset mantendrá el 22%.

Santander y Caixabank animan el acuerdo, más que nada para evitar -también para salvar a PRISA- aflorar en junio como accionistas de un multimedia. Al resto de multimedias no les gustaría ese trato de favor.

Eulogio López

[email protected]