• Todo para fastidiar la compra de ePlus por Telefónica.
  • Por cierto, si lo consigue, Telefónica cobrará una indemnización de 100 millones de euros.
  • Y en medio, el socio de César Alierta y Carlos Slim: el Caixabank de Isidro Fainé.
  • Si el enfrentamiento entre mexicanos y españoles continúa, Caixabank tendrá que optar.
  • Telmex y ATT mantienen participaciones cruzadas y los norteamericanos están empeñados en poner un pie en Europa.

La mexicana Telmex, de Carlos Slim (en la imagen), el hombre más rico del mundo, mantiene un pulso eterno con Telefónica de España, por la primacía de las operadoras en lengua castellana, especialmente en el área hispanoamericana. Ahora vivimos otra batalla de esa guerra: Slim, que ya controlaba, el 30% de la operadora holandesa KPN lanzaba una opa sobre el 100 por 100, con una importante prima del 20%, sobre el último precio cotizado. Con ello, pretende paralizar el acuerdo de KPN y Telefónica, por el que la operadora española se quedaba con la filial alemana ePlus, la joya de la corona.

Es decir, un opa de Slim para fastidiar la adquisición de ePlus por parte de los españoles. Y la pregunta es: ¿está la norteamericana ATT, obsesionada con entrar en Europa, detrás de la opa de Slim Porque Telmex y ATT mantienen operaciones cruzadas y porque, no nos engañemos, ATT pretendió, con la anuencia, si no el apoyo de José María Aznar, hacerse con Telefónica, movimiento detenido por Gobierno español.

Además, cuando Telefónica anunció el acuerdo con KPN para adquirir la filial alemana ePlus, la familia Slim explicó a los analistas que no harían nada que pudiera dañar el rating de Telmex. Pues bien, dos semanas después lo ha hecho: ha lanzado una opa sobre el 100 de KPN.

Ojo por si las moscas, Alierta firmó con KPN, en el acuerdo de compa de ePlus, una indemnización si los holandeses daban marcha atrás: 100 millones de euros.

Otra derivada: la batalla entre Telmex y Telefónica pone en un brete a quien es socio de ambas: Isidro Fainé, presidente de Caixabank, propietaria del 5% de Telefónica y vicepresidente, él mismo, de la compañía.

No sólo eso. Slim es consejero de Criteria y La Caixa, socio de Inbursa, el holding financiero de Caixabanak en México y Estados Unidos. Por cierto, cuando Slim entró en el consejo del Grupo industrial de Caixa, Fainé ofreció el mismo cargo a Alierta y este lo rechazó. Cada vez que se han encontrado el español y el mexicano han saltado chispas… o megas.

Y cuando Slim quería hacerse con Telecom Italia, el Gobierno de Roma llamó en su auxilio a Telefónica: sólo para parar a Slim.

Además, Telefónica no reclama a Slim otra cosa que reciprocidad en México, donde el Ministerio de telecomunicaciones parece un filial de Telmex y América Móvil.

Así que ahora, en pleno proceso de reconversión europea de telecos, Isidro Fainé puede verse en un aprieto entre sus dos socios: tendrá que elegir entre Telefónica y Telmex.

Además, Alierta no olvida la amenaza de ATT, quien primero quiso hacerse con Vodafone. Que le dio calabazas y parece irse con Verizon, luego con Telefónica, y le pararon los pies. Ahora con KPN, que es segunda división europea, pero…

Eulogio López

[email protected]anidad.com