• Después de tomar el control de la ciudad de Maalula, los yihadistas comenzaron a profanar los edificios cristianos y secuestraron a 12 religiosas ortodoxas.
  • 40 monjas del monasterio de Santa Tecla permanecieron en el pueblo para cuidar de decenas de niños que habían quedado huérfanos.  
Los rebeldes yihadistas en Siria han secuestrado a doce monjas del monasterio griego ortodoxo de Santa Tecla, en Maalula (al norte de Damasco).

La noticia fue confirmada por  Monseñor. Mario Zenari, el nuncio del Vaticano en Damasco en contacto con el Patriarcado ortodoxo griego, que a través del diplomático del Vaticano "hace un llamado a todos los católicos a orar por las religiosas", informa Zenit que cita a  la agencia de noticias Asia News.

Los rebeldes del Free Syrian Army (Fsa) invadieron Maalula, derrotando a las tropas del régimen con el apoyo de la brigada al-Nousra, vinculada a Al-Qaeda. Después de tomar el control de la ciudad, los yihadistas comenzaron a profanar los edificios cristianos y mataron a tres jóvenes católicos.

Toda la población cristiana, más de 3 mil personas, huyeron de sus hogares en busca de refugio en Bab Touma, el barrio cristiano de Damasco, mientras que algunos han llegado con sus familiares a el Líbano o los conventos de la Iglesia greco-católica de la zona. 40 monjas del monasterio de Santa Tecla permanecieron en el pueblo para cuidar de decenas de niños que han quedado huérfanos.

Maaloula es el escenario de intensos combates entre el ejército y los rebeldes sirios, entre ellos muchos miembros de la milicia extremista Jabat-al-Nousra. Los enfrentamientos se concentran principalmente en la parte alta de la ciudad, la más antigua, sede del monasterio griego ortodoxo de Santa Tecla y los santos griego-católicos Sergio y Baco.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]