El presidente norteamericano, Barack Obama, el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés, François Hollande, se disponen a bombardear Siria. Mejor, se disponen a bombardear desde el aire -la guerra más cobarde de todas- al régimen de Bachar Al Asad.

El trabajo sucio sobre el terreno lo harán los fanáticos suníes que controlan la oposición a Damasco, con el habitual reguero de sangre que deja el sunismo tras de sí, especialmente entre la población cristiana. Como dicen los rusos, convertidos hoy en referente moral de Europa y Estados Unidos, le van a dar el poder a los mismos que se comen crudas las vísceras de sus enemigos y a los mismos que sodomizaron y asesinaron a golpes al embajador norteamericano en Libia.

Y todo ello sin saber si las matanzas con armas químicas fueron cosa del régimen de Damasco… o de la oposición a ese régimen. En definitiva, Occidente le pone en bandeja Siria a Al Qaeda. Sí, Al Qaeda nació en Arabia, cuna del fundamentalismo suní, mucho más peligroso para los cristianos y para los occidentales que el chiísmo iraní. Y, al tiempo, se termina con un régimen autocrático, sí, como el de Al Asad, pero que mantenía una libertad religiosa respecto a los cristianos, en este caso siria. Como asegura el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov (en la imagen), Occidente se dedica a colocar en el poder a los más fundamentalistas y en convertir al poder en la oposición, "como hicieron en Iraq". Tiene toda la razón.

¿Y por qué juegan a ser líderes del aire, con bombardeos y misiles Pues porque a ello le impelen quienes están financiando a la oposición fundamentalista siria: Arabia Saudí, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes y demás regímenes que abastecen de petróleo a Occidente y que masacran a los cristianos, con la excepción de las compañías petrolíferas occidentales. A eso las cuidan. Pero claro, estos emiratos repugnantes invierten en empresas occidentales, visten de chilaba inmaculada. Al parecer, son buena gente.

Hagámonos dos preguntas. ¿Por qué la guerrilla fundamentalista aguanta tanto Porque la financian estos emiratos que, además, fuerzan a la maquinaria bélica occidental a masacrar con misiles -desde al aire- a su enemigos.

Segunda pregunta: ¿Por qué Al Asad resiste frente a una guerrilla armada y frente a toda la estupidez de los Obama, Cameron y Hollande Pues porque no tienen nada que perder. Saben lo que les ocurrirá si pierden: serán masacrados en nombre de algo llamado 'primavera árabe'.

En Siria, es Rusia quien anda cargada de razón y Europa y Estados Unidos quien vuelve a meter la pata. La actitud cristiana ante el devastador conflicto sirio está hoy en Moscú, no en Washington ni en Londres o París. ¡Cosas veredes, Sancho!

Eulogio López

[email protected]