El obispo del lugar declara a AIN que "ha habido un grave aborto involuntario de la justicia en los tribunales de distrito"Continúa la persecución a los cristianos en el mundo. El tribunal de Phulbani, una ciudad del estado indio de Orissa, ha condenado a cadena perpetua a siete cristianos acusados, sin pruebas, de asesinar al líder hindú Laxamananda Saraswati.

El asesinato de Saraswati desencadenó las iras de los radicales hindúes que llevaron a cabo el conjunto de ataques anticristianos de Orissa en el año 2008. En un mensaje enviado a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, el Arzobispo de Cuttack–Bhubaneswar, Mons. Barwa, asegura que "ha habido un grave aborto involuntario de la justicia en los tribunales de distrito".

Después de docenas de aplazamientos y juicios simulados, el 1 de octubre los jueces de la Corte ordinaria del Phulbani condenaron a los siete cristianos por el asesinato del líder hindú. Sin embargo la lectura de la sentencia se ha realizado el pasado viernes, 10 de octubre.

La investigación del caso no ha llegado hasta el fondo del asunto, pues en varias ocasiones grupos locales maoístas habían reivindicado la autoría del asesinato de Saraswati y cuatro de sus seguidores.

Los cristianos de Orissa recibieron una dura represalia en el año 2008 de parte de radicales hindúes que provocaron el terror. Casi 300 iglesias fueron destruidas, más de 50.000 personas se vieron obligadas a huir y hubo 70 muertos. Mons. Barwa, también pide justicia por estos hechos, que aún siguen impunes en la mayoría de los casos.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]