• Caen los ingresos y el resultado de explotación pero se salva el beneficio gracias al crédito fiscal.
  • Eso sí: mejoran los pedidos internacionales.
  • Mejoran los gastos financieros pero sigue pendiente la amortización del capital de la deuda Repsol.
  • Manrique trata de salvar la entente entre José Manuel Loureda y Demetrio Carceller.
  • Y a NCG Banco aún el queda por vender un 5%.
  • Y lo más probable es que haya que afrontar una ampliación de capital.

Hay que reconocer que el presidente de Sacyr (SyV), Manuel Manrique (en la imagen), intenta poner orden en las cuentas de SyV pero la travesía en el desierto aún no ha terminado. La cuenta de resultados del primer trimestre del ejercicio revelan una caída de los ingresos y del resultado de explotación y el beneficio asciende gracias la crédito fiscal. Por lo demás, aunque se reducen los gastos financieros lo cierto es que la deuda sigue en una posición muy difícil y, además, tras la normalización de la participación en Repsol, el dividendo de la petrolera da para pagar los ahora más elevados intereses -tras la refinanciación- pero no para abarcar la devolución del capital que vence en 2015. El futuro de Sacyr, está ligado al futuro de Repsol.

Eso sí, mejoran los pedidos, en el exterior, por supuesto, al tiempo que se intenta normalizar Vallehermoso, mediante el proceso de venta de activos donde se están logrando algunos ligeros avances.

Respecto a la cotización, el siguiente problema será la venta del 5% de NCG Banco, un proceso de la entidad nacionalizada ya iniciada.

En paralelo, Manrique intenta rehacer la entente entre los dos principales accionistas, Demetrio Carceller y José Manuel Loureda, éste último algo molesto porque su hijo saliera del Comité de Dirección y los tres -Manrique, Carceller y Loureda- todavía pendientes de su reciente tira y afloja por el Consejo de Repsol, donde finalmente figuram el presidente de Sacyr y Loureda. Carceller se quedó fuera.

Por su parte, Manrique intenta evitar una ampliación de capital, que, por razón de la deuda, no conviene abordar en este momento. La cotización es otro frente, sobre todo porque NCG Banco venderá su paquete del 5% en cuanto tenga oportunidad.

En resumen, Manuel Manrique está poniendo orden en Sacyr pero la travesía en el desierto no ha terminado.

Eulogio López

[email protected]